Si vas a comer, pasa las llaves

Porque no solamente te tienes que cuidar del exceso de bebidas alcohólicas te dejamos útiles enseñanzas sobre lo que te pasa cuando comes demasiado

Por

Septiembre es el mes del exceso… gastamos el triple de dinero, tomamos chicha, pisco, vino y cuanto licor existe y además comemos como si el mundo se fuese a acabar… Y como todos saben que ningún tipo de exceso es bueno, no solo debes cuidarte de tomar más de la cuenta sino que también debes tomar ciertas precauciones con la comida al momento de manejar.

Además debemos tener en mente que durante este mes y sobretodo en la semana de fiestas patrias se forman muchos atochamientos, no hay estacionamiento en ninguna parte, etc, actividades mentales que te agobiarán el doble si es que además tu estómago esta cansado de digerir y digerir.

Digestión pesada, fatiga y somnolencia son los principales problemas que te puede causar un estómago lleno de empanadas, carne, choripán, etc. Como el asadito del 18 o mejor dicho “los asados” son imprescindibles en esta época lo más recomendable es que si no se puede aguantar a la tentación de comer tanto, es mejor que no se vaya manejando.

Si no puede pasarle las llaves a otro o no se puede quedar en el lugar al que ha ido lo que debe hacer es limitarse e ingerir alimentos ligeros y agua ya que los alimentos sólidos se metabolizan lentamente y es un proceso que puede demorar horas y no tenemos forma de apurar, además las comidas ricas en grasa y aliño pueden incluso causarte flatulencias y acidez, sensaciones con las que a nadie le gusta convivir y menos manejar.

Por este motivo se debe acortar lo menos posible el tiempo dedicado a la comida y dejar pasar un período de descanso para que el organismo procese lo ingerido. Si es muy urgente que manejes lo mejor que puedes hacer es tomar algunas pausas y bastante agua.

Fuente: tuautoseguro.cl

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo