Familia asesinada en Francia mantenía elementos "peligrosos" en su hogar

Por EFE

Los vecinos de la casa de la familia británica de origen iraquí asesinada la semana pasada en  Francia  fueron evacuados hoy, informó hoy la Policía del condado de Surrey, al sur de Londres, donde está la vivienda.

“La Policía de Surrey puede confirmar que debido a una preocupación sobre unos artículos hallados en el domicilio, los agentes han ampliado el cordón alrededor de la vivienda. Los vecinos del área inmediata han sido evacuados de manera temporal”, señaló hoy un comunicado de las fuerzas del orden.

Según la cadena británica BBC, un equipo de artificieros del Ejército ha entrado en el domicilio de la familia.

Las fuerzas del orden del Reino Unido, en colaboración con la francesa, iniciaron en los últimos días el registro de la casa ubicada en la localidad de Claygate, en el condado de Surrey.

Los agentes buscan pistas que ayuden a esclarecer el asesinato del británico-iraquí Saad al Hilli, de 50 años, y su esposa Iqbal, así como la madre de ésta y un ciclista francés, identificado como Sylvain Mollier, de 45 años, que supuestamente pasaba el lugar cuando tuvo lugar el asalto contra la familia.

El ataque se produjo el pasado miércoles por la tarde en un paraje boscoso de la localidad de Chevaline.

La hija mayor de la pareja, Zainab, de 7 años, se recupera de graves heridas en un hospital francés, mientras que la pequeña, Zeena, de 4 años, resultó ilesa ya que durante el ataque se encontraba oculta bajo las faldas de su madre.

Según los medios británicos, Zeena volvió ayer al Reino Unido con unos parientes que habían ido a  Francia  para atender a las menores.

La Policía de Surrey ha instalado una carpa en las inmediaciones de la residencia de Al Hilli para trasladar las posibles pruebas que encuentren en el interior, y hoy evacuaron a los vecinos de las viviendas cercanas y han cerrado la calle.

La Policía francesa, a cargo de la investigación, ha desplazado al Reino Unido a un equipo de varios agentes encabezado por el detective Marc de Tarle.

Los gendarmes franceses tienen intención de interrogar como testigo al hermano de la víctima, Zaid al Hilli, quien se puso en contacto con la Policía británica para negar que se hubiera discutido con su pariente por cuestiones de herencia.

La Policía francesa trabaja en colaboración con la británica para averiguar detalles de la vida de la familia e intentar encontrar el motivo del crimen cometido cerca del lago Annecy.

En  Francia , se ha abierto una investigación judicial con dos ramas, una por los asesinatos y otra por tentativa de asesinatos (de las niñas), que ya ha establecido que los cuatro muertos recibieron cada uno dos balas en la cabeza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo