Chofer de bus detiene su recorrido y realiza un gesto de inmensa generosidad

Por

En Winnipeg, Canadá la acción de un chofer de locomoción colectiva conmocionó a toda la población. Se trata de Kris Doubledee, de 38 años , quien en medio de su recorrido detuvo la máquina para regalarle sus zapatos a un indigente que se encontraba en la calle. 
 
Como cada día, recorría el centro de la ciudad de Winnipeg cuando, al hacer una de las paradas, reparó en la presencia de un hombre ‘sin techo’ que iba con los pies desnudos a pesar del frío y la lluvia. Ya se había fijado en él en otras ocasiones, y esta vez no pudo resistir el impulso de ayudarle.
 
Doubledee tiró del freno de mano, abrió la puerta delantera y se bajó del autobús. Se acercó al sujeto y le entregó su calzado. “Le pregunté ¿tienes zapatos? y me contestó que ‘no’, así que se los di”,comentó a Winnipeg Free Press.
 
Acto seguido, se volvió a subir en el vehículo, encendió el motor y pisó el acelerador con el pié descalzo. Y así condujo, en calcetines, durante más de dos horas hasta que terminó su jornada de trabajo.
 
La acción del chofer dejó atónitos a los pasajeros, quienes no podían cree lo que había pasado. 
 
“Todos estábamos alucinados. Nos dejó sin habla hasta que el siguiente viajero que se bajó del autobús le dijo que había sido el gesto más impresionante que había visto en su vida”, recuerda Dennise Campbell, pasajera de la línea 24 de bus aquella mañana.
 
Al ser consultado por su gesto, Doubledee contestó “Tenemos dos brazos y dos piernas y los usamos todos los días. También tenemos un corazón, y deberíamos usarlo todos los días, por eso lo hice. Había sólo siete grados centígrados y caminaba descalzo. Tenía que ayudarle, cualquiera lo habría hecho”.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo