Ex reina de belleza sobrevive con parte del cráneo incrustado en el estómago

Por

La ex miss Idaho (EE.UU.), Jamie Hilton, es la protagonista de uno de los procedimientos médicos más insólitos que se conozcan. Todo partió en una excursión de pesca junto a su marido Nick y su hermano Greg al Cañón del Infierno en junio pasado Al intentar atrapar su primer pez, la ex reina de belleza resbaló y cayó casi cuatro metros hasta dar con unas rocas que le rompieron el cráneo.

Su marido la encontró inconsciente, sin pulso y sin respiración. Los servicios de emergencia trasladaron a la mujer al Centro Médico Regional San Alfonso en Boise con edema cerebral severo. En el lugar, los médicos se vieron obligados a extirparle un trozo del cráneo, dado que su cerebro se estaba inflamando demasiado, y lo realojaron en el estómago.

Durante 42 días,  la mujer de 36 años y madre de tres niños hospedó el pedazo de su cabeza en su propio estómago. Los líquidos presentes en ese entorno estomacal mantuvieron bien nutrido el hueso del inquilino.

Al despertar, Jamie Hilton  no lo podía creer: había desaparecido una cuarta parte de su cabeza y bajo el pecho tenía un extraño bulto.

“Recuerdo levantarme el vestido, mirar hacia abajo, ver ese bulto en el estómago y preguntar: ¿Es esto real?”, dijo Jamie en el programa de televisión Today, de la MSNBC.  “Cuando me desperté, estaba rodeada por mi familia. Podía sentir su alegría cuando abrí los ojos, por lo que el ambiente en la habitación era bueno antes de que me enseñasen cómo estaba mi cráneo”, añadió.

Jamie ya tiene esa cuarta parte de su cráneo en el sitio que le corresponde. “Puedo acurrucar a mis hijos, besar a mi marido, salir con mi madre y vivir. Siento como si mi corazón fuese a explotar de gratitud. ¿Es todo en mi vida perfecto? No, ¡pero hoy estoy viva!”, informa ABC.es.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo