Columna de Nicolás Symmes: Todo el mundo a “Whatsappear”

Por Nicolás Symmes: Socio de www.Cabezadetuit.cl Marketing Digital

Hace un par de días atrás estaba con una amiga en la oficina y le pregunté por qué no me whatsapeaba en vez de llamarme cada vez que tenía que decirme algo, y su respuesta me confirmó lo que sospechaba, no tenía “Whatsapp”.

Al principio mi reacción fue casi decirle que no podía estar tan atrasada en la tecnología, que era súper útil y que tenía que solucionarlo pronto, pues ahora se convertía en “la amiga cara” (Porque con el famoso programa, me ahorro los mensajes de texto), pero guardé silencio. Esto me quedó dando vueltas en la mente, no la situación misma de mi amiga, sino que la importancia que le hemos dado a esta simple Aplicación.

¿Cuánto nos ha abaratado los costos esta sencilla App? Me fui caminando a mi casa y mientras lo hacía conversaba por Whatsapp con mi ex vecina y con mi socio sobre temas varios, y comprendí que una simple aplicación, nos ayuda a tener contacto con quienes más queremos o necesitamos al instante enviando fotos, audios, videos y hasta tu ubicación actual.

¿Qué sucede con aquellos que no tienen Whatsapp? ¿Quedan fuera del sistema? El problema no es que queden fuera de un sistema que, sin duda alguna, es totalmente tecnológico, el problema está en que cada vez se hace más difícil la comunicación, porque es mucho más sencillo y gratis enviar un mensaje por Whatsapp que llamar por teléfono.

Imagínense que hasta octubre del año pasado, esta App contaba con un tráfico de mil millones de mensajes diarios, la que aumentó a dos mil en abril de este año, pero ha sido tal el impacto de su llegada a los servicios de telefonía móvil, que hace menos de dos meses, superó ampliamente su meta, llegó a los 10 mil millones de mensajes en un día.

Hoy en día, esta app está disponible en los sistemas operativos de BlackBerry, Symbian, Android e IOS, etc. Por eso es muy extraño encontrar a una persona sin Whatssap y yo lo hice. Le comenté al otro día que debía cambiarse, que era necesario que tuviera esta aplicación pronto, no podía ser que estuviera tan fuera de este mundo tecnológico y me respondió: ¿Para qué? ¿Para que me tengan todo el día pegada a un cuadrado de 40gr sin poder mirar hacia adelante?

Sí, lo sé, fue un golpe bajo. Y nuevamente me fui pensando en lo que había sucedido ¿Estamos en un mundo tan obsesionado con la comunicación, que perdimos la capacidad de mirar hacia adelante y hablar en persona con los demás? Comencé a sacar cuentas, a revisar cuándo había sido la última vez que estuve con mi ex vecina disfrutando de un rico sushi, o cuando me junté con mi socio a tomar algo, y la verdad, desde que apareció Whatsapp que no los he vuelto a ver.

¿Cuánta razón había en las palabras de mi amiga? ¿Será que Whatsapp en su afán de comunicarnos en la inmediatez nos quitó la humanidad de la conversación? No es extraño escuchar entre grupos de amigos: “le avisé por Whatsapp”, “se lo envié por Whatsapp”, “no debe estar, no me contesta el Whatsapp que le envié”, haciendo de esta App, el único medio para poder hablar con alguien.

Lo claro es que se pronostica que para el 2014 habrá en el mundo 1700 millones de Smartphones por lo que el uso de esa App tendrá una explosión del 200%. Es obvio que el camino no se le hará fácil al famoso programa, pues si ya hay competencia, que si bien no ha sabido tomar su ritmo, serán obstáculos que tendrán que saber sortear de manera exitosa.

Mi duda es ¿En qué momento, dejamos que Whatsapp se convirtiera en un verbo en nuestras vidas, en una acción irremediablemente irremplazable día a día, y donde quién no lo usa, se vuelve un ser extraño ante el mundo? Piénsalo, ¿Cuántos amigos de todos tus contactos, tienes en Whatsapp?.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo