Columna de Nicolás Symmes: "Chile país de fanáticos del “Check In”"

Por Nicolás Symmes

El otro día salí de mi departamento a andar un rato en bicicleta. Me preparé con todo lo que necesitaba, mi teléfono, mi iPod, mis audífonos y las ganas de pedalear por Santiago. Ustedes se preguntarán qué tiene que ver esto con la tecnología, ahora les cuento.

Saqué mi bicicleta y comencé a andar. Avancé un par de cuadras y mientras esperaba la luz  verde cerca de un teatro, tomé mi celular e hice “Check in”. No muchos metros más allá, tuve que parar en una estación de servicios para comprar agua y sí, también hice Check In. Sinceramente por cada detención que hice, que no fueron pocas, tomaba mi celular y daba aviso de mi ubicación a través de Foursquare.

Luego de esto, pasaron unos días y varios amigos me comentaron sobre lo importante que se ha vuelto esta aplicación en todos los usuarios de teléfonos inteligentes. Iphone, Android y BlackBerry, tienen disponible esta App, para que en cada lugar que visitemos, se lo contemos a los amigos y al mundo donde estamos parados.

Comencé entonces a revisar las publicaciones de mis amistades y del 100% de ellos, tanto en Facebook como en Twitter, más del 80% publican o checkeaban dónde estaban. Así, la duda asalta de inmediato ¿Cuál es la necesidad de contarle al mundo dónde estamos exactamente? Todo partió como un juego, que ya se hizo parte de nuestra rutina digital diaria, integrada en el subconsciente que nos automatiza a contar dónde estamos.

Por eso no es curioso que en nuestro país, solo este año se hayan realizado 604.214.313 Check in; y a la actualidad se están promediando más de 250.000 Check In mensuales, lo que da fé que ya nos hicimos fanáticos (Me Incluyo).

Me parece insólito la gente que pone nombres a sus hogares, y hacen Check In cuando se levantan, cuando van saliendo, cuando llegan, cuando se acuestan, incluso hasta cuando entran al baño (Conozco varios).

Por otro lado, algunos se pelean el “mayor” en las oficinas, en los edificios y hasta en los bares que frecuentan para el carrete after office. Son tantos los lugares que uno va conociendo a través de esta plataforma, que podría estar todo un día comentándoles las publicaciones que he visto.

Eso sí, hay algo que me complica de esta aplicación, corrijo, no de la aplicación, sino de la manía, casi incontrolable de las personas de usarla. Entre la 1 y las 4 de la tarde mi Timeline en Twitter y mi inicio de Facebook se llenan de Check In, si quiero revisar alguna información, estado, tweet de alguien o alguna noticia es casi imposible, ya que cada 5 segundos me aparecen estas publicaciones y no me dejan leer tranquilo. Reconózcanlo, también les ha pasado.

Es cierto,  Foursquare llegó para quedarse, y ha llegado tan lejos que hasta el Curiosity hizo Check In en Marte. Si hasta el robot publicó: “A un Check In menos de ser mayor en Marte”, no quedará más que unirse y publicar: “A un Check in menos de ser mayor en mi casa”.

Incluso hay empresas que han hecho de esta App un verdadero negocio. Por ejemplo, un Restaurant estadounidense tiene conectada una maquina expendedora de chicles, que a su vez está conectada a un servidor que la activa cuando alguien hace Check in en el lugar y les regala una goma de mascar.

Igual finalmente hay que pensar en cuanto queremos compartir en las redes, no falta el que hace Check In en su casa antes de irse de vacaciones y pone “De Vacaciones, Adiós Santiago”. Lo mas probable, es que cuando llegue encuentre su casa vacía y a un ladrón muy contento, porque ganó mucho más que un punto en el famoso Foursquare.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo