Polémica por niña rubia que pide limosna en una ciudad de México

La foto de una niña en Facebook dividió a Guadalajara y convirtió el tema en un asunto de colaboración social, pero también de racismo.

Por

Tiene apenas cuatro años, pero ya generó una revuelta en las redes sociales mexicanas. Se trata de “La Güerita”, una niña que pedía limosna en las calles de Guadalajara.

Una fotografía y un gesto de buena voluntad a través de las redes sociales llevaron a la niña, de la noche a la mañana, a ser reconocida en gran parte de la ciudad. Sin embargo el mismo “buen acto” también generó polémica, ya que muchas personas aseguraron que implícitamente había prejuicios de por medio.

Quien posteó la fotografía resaltaba que como la niña era rubia y sus “supuestos” hermanos y padres morenos, era muy probable que la menor fuera robada. Entonces llovieron las críticas.

Según diversas personas que conocen a la pareja desde hace cinco años, la niña es rubia porque fue producto de una relación de la madre con un estadounidense. Por eso su color de piel y cabello. Su madre, padrastro y hermanos, junto con ella, piden limosna todos los días afuera de Canaco. Estas mismas personas aseguran que el nombre de la niña es Lesly Alondra.

Diversos testigos señalan que patrulleros (no explican si de Guadalajara o del Estado) intervinieron y detuvieron a los padres de la menor, a pesar de que no existe denuncia de secuestro o desaparición de la niña, al parecer los detuvieron haciendo caso a la denuncia aparecida en la red social.

La niña de la foto

Desde la semana pasada, una foto comenzó a circular a través de Facebook. El usuario Germán Álvarez posteó la imagen de una simpática niña rubia y describía la situación:

“Hace varios días que tomé esta foto, esta niña se llama Alondra y la tienen vendiendo chicles y dulces en la esquina de Av. Vallara y Niño Obrero, justo afuera de la Cámara de Comercio. Lo extraño es que sus “papás” son morenos, tienen a varios niños en ese mismo crucero y ninguno se parece, ya me comuniqué al DIF y a la Procuraduría donde me dijeron que es necesaria una denuncia de los familiares para poder proceder, así que les pido que difundan esta foto para ver si alguien la reconoce, ya le trasquilaron su cabello y quién sabe qué otras cosas le hayan hecho o le puedan hacer, así que por favor DIFUNDAMOS ESTA FOTO”.

Y vaya que la difundieron. Para el sábado la imagen había sido compartida 64 mil veces. Los comentarios que se colocaron iban desde mentadas a las personas que tenían a la niña “por haberla robado” hasta críticas a las autoridades, incluso personas buscando el modo de denunciar el rapto de la menor.

La polémica

Pero la historia de Alondra apenas comenzaba a tomar forma. A la par de los mensajes de apoyo, también surgieron las voces críticas, quienes destacaron que, el considerar como robada a una niña sólo por su color de piel, era un prejuicio.

También se criticó a las personas que compartieron la foto y el mensaje, señalando que nunca se investigó a fondo el caso y que no se actuaba de la misma manera con otros infantes en situación de calle, solamente porque era morenos o de piel oscura: “entonces, si todos estos niños no se parecen a sus papás y están en la calle, deberíamos considerar que estos niños también son robados, pero nadie los pela” escribió un cibernauta.

Las personas que defienden la transmisión de la foto reviraron y criticaron que un acto de buena fe se tergiverso en un conflicto racista. A su vez los opositores replicaron indicando que es una situación que refleja clasicismo y la doble moral de los tapatíos. Hasta hoy, siguen debatiendo posturas a través de comentarios en Facebook.

Algo concordaron muchos de los comentarios, que no importaba si era rubia o morena, la niña no tenía por qué estar en la calle.

Otros post de la usuaria Arley Escamilla, con una foto actualizada, incluso asegura: “si lo pueden ver con lupa la niña se ve que tiene poco de haber sido raptada ya que su vestimenta y su apariencia es de una niña nutrida y de casa”. De nuevo esta imagen fue objeto de polémica por la información de que la apariencia física implica que se es de buena o mala clase.

Les quitaron a la niña: la realidad de Alondra.

Lesly Alondra tiene cuatro años y afirman que sí es hija de la pareja que junto con sus otros tres hermanos, venden dulces y piden limosna en el semáforo de Niño Obrero y Vallarta, esto según confirman diversas fuentes consultadas por Publimetro.

Una mujer que también vende dulces en el sitio junto con su hijo explica que la niña se la llevaban a trabajar porque no tenían con quien dejarla.

Señaló que como era muy simpática y que no estuviera jugando entre los coches, la dejaban que pidiera dinero a los automovilistas o a los peatones. Taxistas que se instalan en la zona mencionaron que conocen a la niña desde que era pequeña y que a veces se quedaba con su mamá en el cruce de Niño Obrero y Vallarta, otras veces se iba con su padrastro a “trabajar” al Wal Mart de 16 de Septiembre, según la época del año. Ninguno de los informantes quiso revelar el nombre de la madre o el padrastro.

Pero este viernes y al parecer como consecuencia de la cadena en Facebook, algún ciudadano que vio a la niña llamó a la policía. Testigos diferentes señalan que alrededor de las 15:00 horas, la madre de la menor fue detenida cuando se encontraba sentada en la esquina de Canaco.

El padrastro de Leslie Alondra intentó correr con la niña, pero lo encañonaron y la despojaron de la menor. A los padres de la niña se los llevaron detenidos. Los testimonios no confirmaron si eran patrulleros municipales o estatales, ya que incluso no llegaron en la patrulla, sino caminando para acercarse a la menor sin llamar la atención.

“Llegaron como normales los policías, la señora se paró y le dijeron que se iba a llevar a la niña, una hermana quiso llevarse a los niños y cruzaron la avenida allá afuera del hotel y se fueron” relata una de las personas. Un taxista confirmó la narración. 

Se buscó la versión oficial de las autoridades municipales, pero no hubo respuesta en sus oficinas.
Por la tarde, cerca de las 18:00 horas afirman que unas personas llegaron preguntando por los otros niños, al parecer integrantes de la Policía Investigadora.

Otro taxista agregó que este sábado por la mañana un hermano también llegó a preguntar por la señora detenida. Este consanguíneo, tío de Leslie, explicó que en efecto Alondra es hija de ella, pero es rubia porque tuvo una relación con un estadounidense. Su pareja actual es solamente el padrastro.

Un hombre  que vende dulces en la parada de camiones de Vallarta, frente a Canaco y que también conoce a la pareja, señaló que por el contrario, hace algunos años se robaron a una sobrina de la detenida, pero a ella sí nunca la encontraron.

Todo apunta a que la autoridad actuó basada en un reporte ciudadano, originado a su vez de Facebook, y no en una denuncia de desaparición o secuestro, como deberían marcar los protocolos.

Esto puede generar diversas reacciones ya que si bien y con complicaciones, los padres podrían demostrar que es hija legítima, también existe el riesgo que no la regresen si acusan a los padres de explotarla laboralmente. El ser de escasos recursos no les ayudará a recuperarla.

La historia aún tiene mucho que contar y con tantas aristas, faltará tiempo para escuchar la palabra final sobre este caso.

Héctor Escamilla / Publimetro México

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo