Columna de Copano: "Domingo"

Por

De chico odio los domingo. Tengo un trauma. El sábado y el viernes por la tarde, en el colegio era libre. El domingo es para las tareas. El domingo es para las angustias. El domingo en la noche es el peor momento en la semana: al otro día podía venir una prueba. Y llegaba cansado y aterrado.

Este domingo no debería ser la excepción. Es otro horror. Pero este no debiese ser para mí o para ti. Debería ser para los que no quieren que las cosas cambien. Debería ser del terror para los que cuentan que los mayores de 18 años, que los cinco millones de nuevos votantes no van a ir a la urna.

Deberíamos ser responsables. Deberíamos llenar los locales de gente nueva. Deberíamos hacer colapsar el sistema. Deberíamos generar incertidumbre.

Sé que es un sueño loco. Pero tengo este espacio para convencerte de lo que va a pasar si no vas. 

El primer punto es que no asistiendo le haces el juego a lo que no te gusta. Hay gente que dice que es validar a los políticos. ¿Cuál sería la otra manera? ¿La violencia?

La violencia no conduce a ninguna parte. De verdad. Ni la violencia, ni el odio ni el resentimiento. Son todos sentimientos muy bajos. Avergüenzan. Siempre conducen a lo burdo y a las pelotudeces simples. A la salida fácil.

La razón siempre lleva a las respuestas. Y aquí seamos razonables: votar hace que un megamillonario y un mendigo tengan los mismos derechos, la misma influencia, asistiendo a la urna. Votar une. Votar no genera desigualdad.

Por eso, si queremos cambiar las cosas, hay que tomar acción.

Primero: infórmate de tus candidatos. Hay sitios en Internet dedicados. No te quedes con lo de la calle: esta vez muchos candidatos han encubierto de qué partido son poniendo sólo sus caras sonrientes. Que no te engañen. Sólo se vota por un candidato a alcalde y por un solo candidato a concejal

Segundo: si vas a protestar, hazlo en la urna. Se puede. El argumento que van a usar los viejos dirigentes para consolidar su poder es que no fuiste.

Si la oferta es mala, anular es la opción. Si anulas (dígase rayas el voto de la forma que quieras) ese no va al candidato que tiene las mayorías. En cambio si dejas blanco eso se va al candidato que tiene la mayoría de los votos.

Yo tengo claro mis candidatos para este domingo. Pero la mayoría no. Y nadie muestra programas, sólo se muestran rostros y circo en muchas de las comunas donde se van a decidir cosas con presupuestos que no son marginales.

Es por eso que es la hora de responsabilizarnos, de ser parte. Y este domingo asistir masivamente a decidir. Es la primera eleccion desde el año de los movimientos sociales. Puede ser un excelente barómetro de cómo lo hace nuestra clase política. Por ello, pensemos antes de no ir. Hay muchas horas para hacerlo. Y muchos motivos también para hacer la raya que decidirá quién está a cargo de tu comuna.

Hazlo por los que no pueden: los escolares que viven una pésima educación municipal. Hazlo por los que desean cambiar las cosas y súmate a ese sueño. Muchos estamos decepcionados, pero sinceramente los temas son otros, el país es distinto al de hace unos años: no volvamos a dormirnos. Este domingo vamos a votar todos. 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro


Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo