Columna de Nicolás Symmes: "Por una televisión inteligente"

Por Nicolás Symmes: Socio de www.Cabezadetuit.cl Marketing Digital

Hace un par de días que no he parado ni un minuto de trabajar. Sin embargo, este fin de semana me quise dar un tiempo para ver un rato televisión, sin haber reparado antes en un pequeño detalle, mi tele estaba, literalmente, muerta.

Sí, había olvidado que la semana anterior ya no encendía y por tiempo no había podido llevarla al servicio técnico. Cómo sabía que la semana siguiente y la subsiguiente serían igual o peor a la que había pasado, decidí comprar un televisor nuevo.

Así que llamé a una amiga y le pedí que me acompañara a comprar. Comenzamos a mirar y nos dimos cuenta que paso que dábamos, equipo de TV que tenía más aplicaciones, características y habilidades jamás antes pensadas.

Smart TV es la moda, es lo que se estila hoy en los hogares más tecnologizados y por eso no iba a quedarme atrás. Y con mi amiga  comenzamos a tratar de decidirnos por una, entre las varias opciones ya existentes. 

Los Smart TV, tal como lo dice su nombre, son televisiones inteligentes desde las cuales puedo hasta pedir pizza a la puerta de mi casa, sin mover un dedo del sofá. La aplicación que hace de tu teléfono móvil tu control remoto, es sencillamente maravillosa, es dinámica, rápida y de fácil uso.

Permite realizar video-llamadas, reconocer canciones, revisar mi Facebook y Twitter, guardar y compartir archivos, navegar por Internet, y muchas otras aplicaciones que nos hacen cuestionarnos ¿hasta cuándo será útil tener un computador en la casa?

Si lo pensamos bien los televisores, también las tabletas y los smartphones nos están facilitando mucho la vida, tanto como para no necesitar levantarse de la cama para ver, buscar, publicar algún  tema, fotografía, etc., en la web.

Según las estadísticas, se habla que un 41% de televisores contarían ya con conexión a internet. 

Si basta decir que hasta instituciones como la PDI han creado aplicaciones para este tipo de artefactos electrónicos para alertar a las personas de peligros, dar asistencia sobre  la ubicación de unidades policiales, personas extraviadas, etc. 

Todo se está acercando a la sala de tu casa, a la punta de tu dedo, y con sólo un “click” se nos abre un mundo insospechado de alternativas, mientras que antes necesitabas, obligatoriamente, recorrer al menos la mitad de la ciudad para acceder a algunas de ellas. 

¿Qué tan inteligentes son estos televisores? ¿Cuánto más se nos seguirá facilitando la vida? A pesar de todos estos cuestionamientos, dudas, o como quieran llamarlo, terminé comprándome una Smart TV y la verdad me di cuenta de su valor agregado. Todas estas aplicaciones generaron que el tiempo que usaba en realizar ciertas acciones como el pedir una pizza, se redujera a más de la mitad y, por lo tanto, mi fin de semana lo pasé en mi cama, comiendo y por fin, lo digo con orgullo, descansando.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo