Guía para evitar accidentes durante Halloween

Por

Para muchos Halloween se ha convertido en una festividad entretenida que les gusta celebrar. No obstante, hay que tener cuidado y tomar precauciones para que no existan accidentes.

Es usual que haya un gran consumo de caramelos. Sin embargo, los malestares digestivos por su ingesta excesiva -el producto estrella de esta celebración- es uno de los problemas más frecuentes durante esta celebración, en la que también pueden producirse asfixias por consumo de dulces muy grandes y accidentes por disfraces inseguros.

Si bien los dulces y caramelos son parte fundamental de esta fiesta, se debe tener precaución con su consumo, pues en grandes cantidades puede generar problemas en el corto y largo plazo. La doctora Katherin Falck, médico gestor de calidad de Help, entrega algunas recomendaciones sobre su consumo:

1. Cantidad
Consumir dulces y chocolates en grandes cantidades puede provocar variadas  molestias  digestivas como dolor abdominal, vómitos, diarrea o constipación en el niño, es importante moderar el consumo. En caso que se hayan recolectado muchos caramelos, guardarlos e ir comiéndolos de a poco.

2. Chequeo
Revisar que los caramelos no hayan sido manipulados, y además chequear que no están vencidos. Revisar el envase y verificar que no hayan sido abiertos.

3.Precaución
Evitar que los niños ingieran dulces muy duros o grandes, pues pueden provocar asfixia al intentar tragarlos o accidentalmente mientras juegan. Preferir los caramelos blandos o que puedan cortarse en trozos.

4. Salud
Los dulces son ricos en azúcar y es recomendable ingerir cantidades pequeñas. Un caramelo pequeño puede tener en promedio 50 calorías. Por tanto, si un niño come 15 de esos dulces en un día, habrá ingerido cerca de la mitad de la ingesta calórica recomendada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo