Columna de Nicolás Symmes: "Del Joystick al Teclado del Celular"

Por Nicolás Symmes: Socio de www.Cabezadetuit.cl Marketing Digital

El fin de semana estuve con mi familia, incluidos los primos más pequeños, en mi departamento. La atención que tenía puesta en la conversación con mis tíos, se perdía a ratos cuando mis primos se reían a carcajadas, luego peleaban (a veces consigo mismos), reclamaban y luego, de un momento a otro, contentos otra vez.

La curiosidad me venció, y cuando me acerqué a preguntarles qué estaban haciendo, me mostraron un juego en sus celulares: el “Fruit Ninja”. Sinceramente, me encantan los juegos, pero últimamente ha sido tan poco el tiempo que he tenido para el ocio, que me di cuenta que en mis teléfonos no tenía ninguno instalado.

Al terminar la visita familiar, ya no tenía ganas de salir porque estaba muy cansado, por lo que decidí sentarme a bajar juegos y ¡sorpresa! me hice un verdadero adicto. Cuando me percaté del tiempo que había pasado, en vez de ponerme a dormir, busqué más y más, encontrándome con el famoso Angry Birds, pero no cualquiera, sino que la controversial versión “Star Wars”.

Y definitivamente, mi tiempo de dormir se desvaneció en el juego. Estuve sin parar toda la noche, y fue muy excitante. Tanto así, que primero comencé descargando la versión gratuita, y acabé pagando la versión completa.

Este juego rompió todos los récords. Tan sólo a dos horas y media de su lanzamiento, ya tenía el puesto número uno en aplicaciones descargadas en la App Store . Es que para los fanáticos de la saga, es increíble ver a Luke Skywalker, la Princesa Leia, Obi Wan Kenobi, Han Solo y Chewbacca en escena para combatir contra los cerdos imperiales y el malvado Darth Vader.

Pero no estoy acá sólo para hablar de estos pájaros enojones. La verdad es que desde el fin de semana me he dedicado a descargar un sinfín de juegos que me han tenido pegado aún más de lo habitual a mi teléfono. En cada momento de libertad, me pongo a jugar. Por ejemplo, cuando me toca hacer trámites más bien burocráticos y la espera se hace eterna, saco mi equipo y comienzo a jugar.

¿Cuántos hemos trasnochado por estar jugando con una de estas aplicaciones? Mi tema no es que haya desconocido los juegos existentes, es que no había invertido tiempo en probarlos. En cierta medida, no sé hasta qué punto fue bueno, porque realmente son adictivos y he comenzado a dedicarle tiempo a éstos. Media hora que juegue Angry Birds, Fruit Ninja, Lyric leyend, Max Payne, Final Fantasy o UNO, es media hora que podría haber estado conversando con un amigo, ido al supermercado,  haber terminado ese informe que necesitaba o simplemente dormir media horita, que harta falta me hace.

Estudios que confirman que los juegos representan, sin duda alguna, la mayor categoría de ventas de aplicaciones en las App Store de todos los sistemas de Smartphones: IOS, Android, etc. Y no sólo las aplicaciones gratuitas, las pagadas también tienen números bastante positivos. En nuestro país, del total de descargas realizadas en todos los sistemas operativos para equipos móviles, se estima que más de un 63% de éstas, son juegos.

¿En qué momento jugamos más? Cuando estamos solos, cuando estamos en la fila del banco, cuando estamos esperando que nos llame el doctor, cuando vamos en el taxi, en clases o incluso en el baño. Pregunté a mis amigos más cercanos y ellos me decían que cuando más juegan es en casa y sobre todo, cuando les toca esperar mucho tiempo en lugares donde los trámites son largos y aburridos.

De todos los juegos que tengo debo admitir que ya hay un “regalón”. Nada más y nada menos que Mario Bross ¡Qué recuerdos más maravillosos de la infancia me trajo encontrar esta aplicación! 

Súper sencillo, lo descargué hace un par de semanas y la verdad es que me tiene vuelto loco. Cada vez que puedo juego. De hecho lo sigo jugando, a pesar que ya lo he “dado vuelta” muchas veces.

En fin, estas aplicaciones nos vuelven a transformar en niños por instantes. Olvidamos los problemas, el tiempo pareciera correr más rápido, los trámites se hacen menos “engorrosos” y los recuerdos de esa infancia, entre consola de Nintendo y Sega, vuelvan a mi cuando más necesito un respiro. Tú, ¿tienes un juego favorito?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo