Columna de Vardoc: ““Assassin’s Creed III”

Por

La odisea de Desmond se ha terminado. Y es que al fin se cierra una tremenda trilogía, la que ha contado con cinco grandes ediciones, y donde año a año Ubisoft (compañía francesa desarrolladora y distribuidora de videojuegos) debía buscar refuerzos para luchar contra tal desgaste. Agotamiento del que muchos se dieron cuenta con el segundo título donde la historia del juego y sus mecánicas comenzaban a volverse más débiles (o eso comentan mis amigos), pero “Assassin’s Creed III” nos vuelve a enamorar, convirtiéndose en el mejor juego de toda la saga y el que merecían sus seguidores.
La historia continúa en “AC III”, donde la victoria de La Guerra de la Independencia Americana dependerá de una sombra con daga en mano en un viaje en el tiempo. Desarrollándose en el nacimiento de los EEUU, dándonos a conocer las batallas más célebres de la historia con personajes como Paul Revere, George Washington y hasta Benjamin Franklin, se combatirá a un enemigo común, el cual se disfraza de traidor y de patriota, pero siempre con las mismas intenciones.
Cabe destacar el logro en la ambientación de la época, convirtiéndose en un gran distintivo, donde los escenarios y personajes  tienen vida propia y hacen que “Assissin’s Creed III” sea uno de los mejores exponentes de este año. Hablamos de variedades de entornos y paisajes: desde la portuaria Boston o el Nueva York de la época y sus alrededores, además de la variedad de misiones enmarcadas por los encargos que siguen siendo el fuerte en la dinámica, esquema y argumento del juego.
Los minijuegos son otro factor importante en “AC III”, donde se expanden muchísimo las horas de juego, que varían entre peleas cuerpo a cuerpo contra guardias, la búsqueda de criaturas y cofres, o carreras contrarreloj por los tejados de la ciudad, etc. La variedad es gigantesca y todo es opcional, aunque se recomienda que aunque sean minijuegos, trates de completarlo gracias a las pistas que te entregan para resolver con mayor facilidad la historia.
A pesar de que la tercera entrega ha sido catalogada como la mejor de todas, nada puede ser tan perfecto, y si vamos más en detalle, nos encontramos con varias deficiencias; por ejemplo, utiliza demasiado los recursos de video, el juego se centra mucho en la modalidad básica de “ocultarse y espiar” lo que lo hace algo monótono, pero sobre todo la baja de detalles gráficos y un horrible efecto niebla –aunque estos errores son más frecuentes en Xbox 30 que para PS3–. Asimismo posee una gran cantidad de bugs y saltos en tiempos excesivos que hace que “AC III” sea un poco más tedioso de jugar que las otras entregas.
A pesar de lo anterior, “Assassin’s Creed III” no es ninguna decepción, pero tiene baja gráfica. Aunque para mí, luego de muchos años de no poder jugar ninguno de estos títulos (por problemas de PC), por fin es la hora de agarrarle el hilo a esta historia. La mayoría de mis amigos me lo han recomendado, así que sin duda, será uno de los títulos que disfrutaré. Aún no sale al mercado y estoy contando las horas para poder adquirirlo. Y sí, no te preocupes, es típico de mi faceta, jugar entregas posteriores sin haber siquiera jugado los otros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo