Todo lo que tienes que saber de los autos híbridos

Pasaron años desde su invención para que llegaran a Chile, hoy son una realidad que pocos conocen de cerca... Acá aclara todas tus dudas

Por

Las marcas cada vez se empeñan más en hacer vehículos que tengan este tipo de tecnología, es así com en Chile tenemos ejemplares como el Lexus CT 200H, Honda Civic Hybrid y Kia Óptima Hybrid.

Es cierto que éstos son más costosos que uno normal, pero tenemos la ventaja de que ahorraremos en combustible y además ayudaremos al planeta reduciendo nuestras emisiones de CO2. 

¿Qué es un auto híbrido?

Es aquel que funciona con varios motores (2 o más) los cuales se alimentan de diferente tipo de energía. El típico híbrido al que estamos acostumbrados es el que posee un motor a gasolina o también llamado motor térmico y por otro lado cuenta además con un motor eléctrico.

La función del motor eléctrico es complementar al motor térmico de dos maneras: por una parte sumando su potencia, para que la potencia total disponible sea mayor, y por otra parte aprovechando la energía cinética que se desperdicia. Gracias a esto se puede utilizar un motor térmico pequeño, con poca potencia, y que consuma poco (recuerden que la potencia se mantiene gracias al otro motor con que cuenta el auto).

¿Cuánto menor es su consumo?

La razón por la que estos autos consumen menos es porque logran una mayor eficiencia del motor del automóvil, sea cuál sea su combustible, es decir consumen menor energía para hacer lo que un auto normal hace. Por lo general con un híbrido se ahorrará entre un 30% o 35% menos que en un vehículo normal.

Con la hibridación de un auto lo que se busca no es consumir menos, sino que obtener más potencia sin consumir de más.

¿Cómo se aprovecha esa energía que se desperdicia?

Cuando el motor térmico gira en exceso y le sobra potencia para mover el coche, por ejemplo cuando vamos por un camino plano, se puede pasar algo de esa energía de más al generador, y cuando se decelera, se desciende una cuesta, o se frena, también se pasa energía cinética al generador, que recarga unas baterías específicas que van acumulando en forma de electricidad para cuando sea necesaria.

Esto es lo que se conoce por recuperar energía. Un coche híbrido no hay que enchufarlo a ninguna parte para recargar sus baterías. La energía eléctrica guardada en esas baterías es la que luego usará el motor eléctrico para funcionar, por sí solo o bien a la vez que el motor térmico, para ayudarlo y complemantarlo en las aceleraciones intensas o cuando hay que hacer mucho trabajo, por ejemplo al subir una cuesta.

Y como el motor térmico tiene ayuda, hace menos esfuerzo, y al hacer menos esfuerzo consume menos. Pero hay también otro elemento más que participa en el menor consumo, el sistema start-stop que para y vuelve a arrancar el motor térmico todas las veces que sea necesario.

Este sistema no solo lo hace cuando el coche está detenido en los semáforos. Según el tipo de coche híbrido de que se trate también lo hace durante la marcha, cuando para seguir moviendo el coche se basta por sí solo el motor eléctrico. La gestión de los dos motores, de cuándo funciona uno u otro, de cuando lo hacen a la vez y de cuando se recupera energía, es controlada de manera totalmente automática por un sistema electrónico, sin que el conductor tenga que preocuparse por nada más que conducir el coche como siempre.

Otras ventajas de los coches híbridos

En general su funcionamiento es más suave y silencioso, gracias al cambio automático, al combinar un motor de gasolina que funciona a regímenes bajos para gastar poco y el uso del motor eléctrico, que es casi totalmente silencioso, siempre que se puede, sobre todo en ciudad.

Los costos de mantenimiento son menores. Un auto híbrido no suele tener correa de distribución, y tampoco embrague, por lo que el dinero de sustituir estos dos elementos se ahorra. Los frenos suelen durar más kilómetros, ya que se utilizan menos, puesto que para frenar, antes de recurrir a los frenos hidráulicos, se opta por el frenado regenerativo (la retención del motor y la recuperación de energía).La fiabilidad es mayor.

Como el motor térmico funciona menos horas, porque se para y arranca siempre que se puede y funciona solo el motor eléctrico, y como lo hace a un régimen de giro menor, pues es ayudado por el motor eléctrico cuando hay que realizar más trabajo, la vida útil del motor de combustión interna se alarga. Según el tipo de recorrido el motor térmico puede estar parado entre un 35% y un 60% del tiempo.

Como dijimos al principio el precio de este tipo de autos es más elevado, pero ello se complementa conel ahorro en combustible y reparaciones que se le deben efectuar al automóvil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo