ENTREVISTA: Mikko Hirvonen

"Ahora Loeb se retira Estoy feliz, finalmente podré ganar el título" Un astro del rally mundial y serio aspirante a tomar el cetro que deja el invencible francés, conversó con revista Tacómetro, de los autos, de la vida y de su fría pero apasionada Finlandia.

Por

Por Diana González

Casi albo, muy delgado y con la mirada tierna e ingenua de un niño nos recibió con una gran sonrisa en una oficina de Citröen en Chile.  Lo primero que hizo fue recibir nuestra revista muy contento acto que fue seguido por un “Nunca nadie me había traído un regalo en una entrevista”. La abrió al igual que un pequeño cuando recibe un regalo en navidad, la hojeó de inmediato casi olvidándose de que estábamos ahí.
Luego de ese primer encuentro con Mikko, se dispuso a poner su cara más seria para que comenzáramos con la entrevista…

¿Qué fue lo que te llevó a cambiar todos tus años en Ford por correr junto a Citröen?
Por supuesto que entre la gente inglesa y francesa hay muchas diferencias (suelta una carcajada), pero hay una serie de pequeñas cosas como por ejemplo su forma de construir un auto, cómo lo diseñan, la suspensión, todo es diferente y lo que me llevó a decidir por cambiar fueron esas pequeñas cosas.

0
Se siente muy bien, esa ya era mi última opción (suelta una gran carcajada). Llevábamos nueve años peleando así que dije, esta es mi última posibilidad, lo último me que me quedaba para poder tratar de conseguir el título (no para de reír).

¿Que esperas lograr con Citröen el próximo año?
Ahora Sebastian se retira, así es que todos sienten que quedó un espacio para un nuevo campeón… Estoy feliz, finalmente podré ganar el título (sonríe). El equipo Citröen es verdaderamente fuerte y me imagino que podremos conseguirlo.

¿Cómo comenzó tu pasión por los rallyes?
Mi padre era piloto de rally, sólo de competencias nacionales, entonces cuando yo tenía cinco años siempre lo acompañaba y él me dejaba conducir. En los pequeños pueblos de Finlandia manejar es lo único que puedes hacer para divertirte (vuelve a soltar una gran carcajada). Por esto, en la adolescencia cada fin de semana salía  a manejar con mis amigos y nunca más pude dejar de hacerlo.

Nos llama la atención que Finlandia sea cuna de muy buenos pilotos ¿A qué se debe esto, hay algo especial en tu país?
Se podría decir que conducir es un poco como el deporte nacional de Finladia, tal como en Sudamérica se juega fútbol todos los días. En mi país no tenemos nada parecido a un buen verano y es por esto que la actividad de distracción de los jóvenes finlandeses es salir a manejar. Allá hay muchos lugares donde puedes practicar y un montón de competencias, creo que esa podría ser la razón de nuestras grandes figuras.

¿Cómo es tu vida después de las carreras?
La verdad es que no tengo vida (se escucha una gran risa general dentro de la oficina, donde la protagonista es la suya). No, la verdad es que cuando no compito me gusta estar lo más tranquilo y relajado posible, además de disfrutar de mi hogar junto a mis dos hijos con los que trato de estar el mayor tiempo posible.

¿Cuáles son tus mejores recuerdos de Ford? (En esta pregunta por primera vez Mikko no me mira a los ojos, baja su cabeza y ya no tiene la expresión de risa que lo ha caracterizado durante toda la entrevista. Suspira y responde)
La verdad es que conocí gente fantástica en Ford, al igual que ahora en Citröen. En los cuatro años que pasé allá hice muy buenos amigos, lo pasamos realmente bien y sin lugar a duda es que mi mejor recuerdo es del 2006 en Nueva Zelanda, cuando aseguramos el título, fue un momento muy importante para todos, estábamos muy felices, además de que después de eso nos invitaron a una excelente fiesta.

No te pierdas la entrevista completa en nuestra revista Autos de diciembre

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo