Nuevo Ford Fiesta probado en terrenos extremos

Las pruebas de pre-producción representan una fase vital de los mismos. Ford la llevó a otro nivel: terrenos irregulares, temperaturas extremas y uso simulado ‘de por vida’ de muchos de los componentes.

Por

Más de 850.000 kilómetros recorridos en circuitos de pruebas y más de 1.2 millones de kms. a través de vías públicas. Condiciones de laboratorio extremas con temperaturas entre los -40ºC y los 82ºC fueron algunos de los retos que debe aprobar el Fiesta 2013 para que al salir del concesionario.

Imagen foto_0000001120121206110807.jpg

En Ford fueron tan meticulosos que incluyeron una prueba a través de una recreación exacta de un tramo de carretera lleno de baches cerca del Technical Centre en Dunton, Inglaterra; la intención es clara, no dejar cabos sueltos probando en todas las condiciones.

Estas pruebas extremas tienen la intención de recrear las peores condiciones que un cliente puede encontrar, de hecho, se han dispuesto obstáculos específicos para medir el comportamiento de ciertos componentes cuando se enfrentan a cargas fuera de lo normal, por ejemplo, un brazo robótico simulaba la aplicación de 36 kilos sobre el capó, movimiento que se repitió en 3.000 ocasiones, y test que el Fiesta superó. El clima es otro aspecto clave, ya Ford lo comprobó con el Focus.

 Imagen foto_00000003

Ford realizó evaluaciones de posición del asiento (carretera) y también conducir deliberadamente el coche hasta que se queda sin combustible para comprobar la robustez y la precisión del sistema, en concreto del indicador de nivel de combustible.

Para las pruebas Ford contrató a 100 conductores de distintas edades y experiencias para que sometieran a prueba las 115 unidades del Ford Fiesta.

Fuente: automocionblog

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo