Columna de Nicolás Symmes: ¡Apple, la hiciste de nuevo!

Por

El otro día estaba en la oficina conversando con amigos cuando de pronto suena el timbre y ¡sorpresa! Era mi iPhone 5 que había encargado. Mis pares estaban más sorprendidos por mi reacción que por el equipo, pues mi felicidad fue máxima. Y aunque me tilden de materialista, soy uno de esos fanáticos extremos por la tecnología.
Con la ansiedad de conocer el nuevo teléfono de Apple, se me olvidó todo, incluidos el tiempo y el espacio, porque en un momento me vi solo en la oficina, sentado en el suelo, como un niño descubriendo un regalo nuevo que había pedido durante mucho tiempo. 
Lo primero que se me vino a la mente fue Steve Jobs, que es un genio, un ícono a seguir, obvio guardando las referencias prácticamente abismales, un Dios. Fue el 2007 cuando Jobs lanzó al mercado el iPhone y revolucionó el mundo de los equipos de telefonía móvil. Y desde ese entonces, cada vez que Apple anuncia alguna novedad, el universo se detiene y espera lo que hoy es su legado.
Pero dejemos un tiempo de lado a este gran hombre y aboquémonos en lo que nos convoca hoy.
El iPhone 5 es un gran producto. La verdad es que como un usuario antiguo de todo lo que la empresa de la manzanita lanza, me veo en el deber moral de contarles lo que más me gustó y lo que no tanto.
Su pantalla es más larga, son 10,2 centímetros aproximadamente, lo que lo hace casi 1,2 centímetros más grande que el iPhone 4s. Esta característica logra que haya una fila adicional en nuestros menús (detalle que la mayoría conocía), pero les confirmo que en la práctica es mucho mejor. Hay una optimización de los espacios realmente increíble. Además, la pantalla tiene una resolución de 1136×640 pixeles.
La cámara iSight trae un flash LED, graba en HD y es de 8 megapixeles. Si bien tiene las mismas características que la del 4s, utiliza prácticamente un 25% de espacio. Detecta los rostros en los videos y fotos. Trae presentaciones en HDR mejoradas, lo que implica que las fotos serán más nítidas, aunque haya poca luz. La foto panorámica, que gracias al chip A6 y la aplicación de la cámara logran hasta una imagen de 28 megapixeles, con sólo mover el teléfono hasta 240°. Y lo mejor, no dejes de descargar el iPhoto, porque podrás editar  tus fotos ahí mismo.
Y como datito, la cámara frontal es de 1.2 megapixeles, que si comparamos con el 4s, lo supera en 0.9 mp.
Ahora, ¿qué sucede con su procesador? Probablemente lo que esperan mis amigos más geek. Es realmente rápido, y cuando digo rápido, es ¡rápido! Su procesador A6 es dos veces más veloz que el procesador del 4s; tiene 1GHz, de 2 núcleos, lo que ayuda a que todo sea mucho más eficaz. Tiene 1 GB de RAM y puede alcanzar (al igual que el 4s) una memoria de 64 GB.
Sin duda, lo que más me gusta es cómo corre la aplicación Siri. Este ayudante inteligente que entiende lo que dices está en más idiomas y tiene más aplicaciones que me siguen sorprendiendo.  ¿lo mejor? Que están trabajando en integrar esta aplicación en la mayoría de los autos como “Eyes free”, evitando las distracciones de los conductores y dejando que Siri realice las actividades que necesitas mientras vas manejando.
Si el iPhone 4s trabajaba con 3G, el 5 lo hace con LTE, que es de las redes actuales, la más rápida (Esperemos que pronto llegue a Chile). Obvio, también usa Gprs, Edge, Ev-Do, Hspa (+), Dc-hsdpa, Gps, A-Gps, Glonass,  Bluetooth 4.0 y WiFi. Y gracias a su chip, puede ir cambiando entre estas redes. Su sistema operativo no es una novedad  mayor, pues viene con el iOS6, que en este equipo, funciona realmente perfecto.
Si bien la pantalla es más larga, es ligeramente más liviano y su forma de conexión es Lightning, que reduce de 30 a 9 pines,lo que, aunque ya suene algo tedioso leer, hace que todo sea más rápido. Por ejemplo, la sincronización de datos con iTunes y tu computador. Hasta ahora, el iPhone 5 tiene nota 7… aunque ahora vienen mis reparos, que tienen que ver directamente con la batería y los mapas. No se logra optimizar la duración de la batería. Sin mucho “uso”, lo que más puede llegar a durar son 8 horas, pero si estás en constante actividad, ni se te ocurra salir sin tu cargador
Y continúo. Los mapas no son para nada lo esperado, hay espacios que no existen, calles mal puestas, etc. Definitivamente Apple al tratar de hacer ellos el sistema de mapas y dejando atrás al gigante de Google, se equivoca en grandes detalles. Lo lanzaron, al parecer, sin muchas pruebas.
En resumen, sumando los pro y los contra, el iPhone 5 es increíblemente bueno. Las diferencias con el 4s no son muy grandes, pero la optimización de espacios y aplicaciones mejoradas lo hacen el mejor regalo de Navidad de este último tiempo, donde la conectividad nos exige tener lo mejor de lo mejor. Steve Jobs, desde donde esté, la hiciste de nuevo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo