Las ex siamesas se recuperan sin complicaciones cada una en su cama

Por UPI

Las ex siamesas, ahora gemelas Belén y Antonia Troncoso González salieron bien desde la sala de operaciones donde fueron separadas el sábado, a la unidad intensiva pediátrica del Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, lugar en que se encontraban sin complicaciones, recuperándose de la intervención que duró 15 horas.

“Estamos muy satisfechos por la cirugía exitosa, resultó todo según lo planificado. Los órganos que encontramos que estaban fusionados eran los que ya conocíamos por los exámenes de imágenes, lo cual facilitó las cosas y no tuvimos ninguna complicación dentro de la cirugía, y las niñas salieron muy bien a la unidad intensiva pediátrica, donde están en este momento”, expresó Sandra Montedónico, la coordinadora técnica del equipo de 38 personas y 120 funcionarios del hospital, que colaboraron en la operación.

“Este es un hecho histórico para nuestra región y para nuestro hospital, y demuestra la madurez que tiene el equipo de salud del área pediátrica y la madurez de nuestra institución el hospital Carlos Van Buren de Valparaíso”, agregó la doctora, en alusión a que fue por primera vez que se realiza una operación de estas características fuera de la Región Metropolitana.

Por su parte, el director del recinto, Claudio Fernández, dijo estar muy orgulloso, y “para nosotros es un hecho histórico y es una hazaña para la medicina. Ha sido un esfuerzo que ha contado con un equipo de profesionales médicos y paramédicos que ha permitido llevar a cabo esta separación. Creemos que estamos en un lugar de privilegio que reconoce la excelencia de nuestra cirugía pediátrica”.

A su vez, el subsecretario de Redes Asistenciales del ministerio de Salud, Luis Castillo, quien visitó este domingo a Belén y Antonia, agregó que “estamos muy contentos por haber solucionado un problema sumamente serio de Antonia y Belén, que han dejado de ser siamesas y ahora son gemelas. En un proceso que ha durado nueve meses y que ha involucrado la generación de un proyecto de planificación de un gran contingente de médicos, de profesionales no médicos, y personal técnico de este hospital”.

“Vemos la cara de felicidad de sus padres y de su familia al ver a Antonia y Belén ya separadas de forma definitiva. También estamos contentos porque hemos visto las caras de mucha satisfacción del equipo clínico y de gestión del Hospital Carlos van Buren. Vaya para ellos nuestras felicitaciones”, agregó el subsecretario de Redes.

El padre de las gemelas, Michel Troncoso, después de los nueve meses de espera para la cirugía y ver ahora a sus hijas separadas, comentó que “estuvimos expectantes con toda la familia, esperando resultados cada dos o tres horas cuando bajaban los doctores, estábamos emocionados porque nos daban puras buenas noticias”, aseveró.

“Nosotros quisimos que las separaran en Valparaíso porque acá fue donde se encontró el tema de las siamesas. Ahora queremos dejar en claro que no son siamesas, son gemelas (…). Esperamos que la recuperación sea pronta para empezar una nueva vida con ellas”, añadió el padre de las pequeñas.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo