Se hacen pasar por receptores judiciales y se llevan millonario botín en Vitacura

Por

La Brigada Investigadora de Robos Metropolitana Oriente de la PDI indaga el millonario robo que afectó a la residencia del empresario inmobiliario, Eduardo Fernández Mac-Auliffe, en que tres personas se hicieron pasar como receptores judiciales para ingresar al inmueble ubicado en Vitacura.

Se estableció que dos hombres y una mujer engañaron a la empleada doméstica al señalarle que con la autorización del dueño debían retirar algunas especies.

La asesora los hizo pasar y luego sacaron diversos artículos los cuales cargaron en un auto de la familia, para huir del inmueble.

Según señalaron los afectados, el trío de maleantes se llevó una cuchillería de plata, una caja fuerte, obras de arte, aparatos electrónicos, joyas, tarjetas bancarias y otras especies, todo lo cual fue avaluado en unos 60 millones de pesos.

En el momento que se cometía el delito, la asesora intentó llamar a sus patrones, pero los delincuentes se lo impidieron.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo