Video de "Gangnam Style" supera los mil millones de visitas en YouTube

Por AFP

El video de la canción “Gangnam Style“, del cantante Psy, sobrepasó este viernes las mil millones de reproducciones en Youtube, una cifra nunca alcanzada hasta ahora, que demuestra la popularidad del surcoreano y de su célebre baile del caballo invisible.

El video del ya célebre Psy, con sus más de 1.000 millones de consultas, lo hace entrar en la joven historia de internet.

Publicado en julio en Corea del Sur pero convertido realmente en popular en el extranjero en agosto, el clip del rapero de 34 años, en el que imita el baile sobre un caballo invisible, se convirtió en viral y ha dado la vuelta a todo el planeta.

El famoso video fue puesto en línea el 15 de julio y alcanzaba este viernes, a las 15H55 GMT, las 1.000.382.639 visitas según el contador de YouTube, confirmando así un avance contundente sobre el clip de “Baby” del joven canadiense Justin Bieber (813.378.917 visitas), al que sobrepasó a finales de noviembre.

El video, de estilo voluntariamente excesivo y que pone en escena el popular baile del caballo, parodia la vida de los ricos ociosos de un barrio rico de Seúl y se muestra como la antítesis del K-pop, el pop surcoreano conocido por sus bandas de chicos de pelo liso y sus estribillos sentimentales.

El famoso éxito ha sido visionado por altos dirigentes y presidentes como el estadounidense Barack Obama, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el artista disidente chino Ai Weiwei o el alcalde de Londres, Boris Johnson.

En cuanto a Psy, cuyo verdadero nombre es Park Jae-sang, fue condecorado en noviembre con una de las mayores recompensas de su país, la medalla de la Orden Okg

A las 10H00 GMT del viernes, ya había sido visto 998.088.796 veces.

A fines de noviembre, había superado a “Baby”, del cantante canadiense Justin Bieber, como el vídeo más visto en la historia de Youtube.

“Es un verdadero fenómeno cultural pop”, destacó la revista estadounidense Billboard, destinada a los profesionales de la música.

A pesar de que la letra es en coreano, con sus pasos de baile y su ritmo endiablado ha ganado millones de adeptos en todo el planeta y notoriedad entre celebridades.

En la mañana del día de las elecciones presidenciales, Obama afirmó en la radio que era capaz de hacer los pasos de baile del cantante Psy. “Pero no pienso que los bailes de inauguración (que saludan el comienzo de un mandato presidencial) sean el lugar para comenzar. Lo haré en privado con (mi esposa) Michelle”, bromeó.

El vídeoclip, que ironiza sobre la vida de los ricos ociosos del barrio elegante de Seúl, Gangnam, fue imitado y remedado por los alumnos de muy selecto pensionado británico de Eton, por los estudiantes del muy prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos y por cantidad de grupos anònimos.

Ai Weiwei lo utilizó como manifiesto por la libertad de expresión, lo que determinó que en China fuese inmediatamente retirado de internet.

Miles de personas se congregaron en Roma, París o Milán para movilizaciones de apenas unos minutos para bailar el Gangnam Style.

El fenómeno, calificado de efímero por sus detractores y declarado “terminado” en varias ocasiones, pero no parece en vías de extinguirse.

Recientemente, vídeos publicados en Youtube, que se apoyan en una falsa cita de Nostradamus, hacen del surcoreano el mensajero del fin del mundo.

En su país natal, la súbita celebridad de Psy fue recibida con una mezcla de orgullo y asombro.

Psy, que canta desde hace unos diez años, no pertenece al movimiento K Pop, la pop coreana con cantantes de belleza lisa y un estilo perfectamente calibrado por las productoras y con un repertorio de temas principalmente sentimentales.

Psy se caracteriza por un humor satírico y es considerado como un artista relativamente marginal en la sociedad surcoreana, sumamente normativa. Fue condenado por consumir marihuana y decenas de sus canciones y vídeos fueron prohibidos para menores de 18 años por la puntillosa censura del país, que considera los gestos o las letras sexualmente explícitas o groseras.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo