El puente que bombardea bolas de nieve

Pasar por él se volvía un infierno por lo que las autoridades canadienses decidieron clausurarlo hasta que haya buen tiempo.

Por

El puente de Port Mann es el más ancho del mundo y tuvo que ser clausurado luego de que varios usuarios se quejaran por destrozos en sus automóviles, además de que las enormes bolas de nieve que caen de los cables que lo sostienen hirieron a dos transeuntes. 

La empresa responsable de la construcción, Kiewit-Flatiron, tendrá que hacerse cargo de millonarias indemnizaciones a los usuarios damnificados por la obra. También tendrá que costear las modificaciones que sean necesarias para que la nieve acumulada en los tensores deje de precipitarse sobre los vehículos.

La inmensa construcción costó 3.300 millones de dólares y tres años de trabajo, pero algo falló en los cálculos. Una intensa lluvia con nieve formó enormes bolas de hielo en los cables de acero que sostienen buena parte de la estructura. Cuando el viento subió en intensidad, estas bolas empezaron a caer sobre los autos provocando todo tipo de destrozos en las carrocerías y los vidrios. Incluso dos personas resultaron heridas como consecuencia de este granizo gigantesco.

La cuestión desató un escándalo: “No vamos a vivir así con este puente. Cuando compras un producto en la tienda, cuando edificas un puente que vale 3.300 millones de dólares, crees que este va a funcionar. Cuando no funciona, buscas a alguien que te recompense tu dinero o resuelva el problema”, insistió la ministra de Transporte de la provincia, Mary Polak.

Mientras en Kiewit-Flatiron aseguran que trabajan intensamente en solucionar el problema, el puente se reabrió cuando el clima se suavizó. Pero las condiciones climáticas son las que mandan en cuanto a permitir o cerrar el paso.

Les dejmos dos videos que muestran cómo es el bombardeo que se produce en este puente:

 

Fuente: infobae.com

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo