Despertó y le habían quitado parte de su cráneo

Por

Un ciudadano británico, Lee Charie, de 23 años, se cayó de un balcón de más de 7 metros de altura en la isla de Koh Tao, Tailandia. Quedó inconsciente cuando lo encontraron. Los médicos tuvieron que cortarle una parte de su cráneo para aliviar la presión que se acumula en el cerebro.

Lee Charie guardó la pieza de su cráneo en una caja de poliestireno, “con la esperanza de que los cirujano del Reino Unido fueron capaces de utilizarlo para reconstruir su cabeza“, informa el portal de la BBC.

Su padre, quien viajó hasta Tailandia para ver a su hijo, se llevó el cráneo seccionado que los doctores le habían retirado. “No tuve ningún problema en pasar el control de aduana y de seguridad”, dijo al mismo portal.

El joven pasó un mes en hospitales de Tailandia en proceso de recuperación antes de volver a su casa, en el Reino Unido, donde se encuentra actualmente sometido a fisioterapia y exámenes médicos. 

Cuando Lee se enteró que le habían quitado parte de su cráneo, lloró durante dos semanas. No se acuerda del accidente. Por todo esto, el apoyo que ha recibido de parte de familiares y amigos ha sido fundamental.

“Me ha hecho volver a pensar muchas cosas de mi vida. Algunas veces, literalmente, necesitas una patada en la cabeza para empezar a hacer lo que realmente te gusta”, asegura.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo