Gobierno brasileño planea eliminar los impuestos a alimentos básicos

Por

El gobierno de Dilma Rousseff está pensando eliminar los impuestos de la canasta básica de alimentos como una medida para contener la inflación, que rondará este año un 5%, según algunas previsiones.

 

Reducir la tasa de inflación es una de las metas que la mandataria se propuso para este año, ya que el 2012 el índice de precios cerró en 5,48%.

 

Carne, leche, poroto, arroz, harina, papa, tomate, pan, café, banana, azúcar, aceite y manteca, es parte de la canasta básica en Brasil. Según cálculos de organismos sindicales independientes, estos productos subieron su valor en un 10% promedio durante 2012.

 

Según Rousseff la lista actual de la canasta está “desfasada” con la actual realidad del país, aunque no detalló la forma en la que se hará la revisión de los productos.

 

Esta política de desgravación ya se aplica con anterioridad a diversos sectores, como los automóviles y la línea blanca, y la intención del gobierno es mantenerla e incluso profundizarla, según aseguró el ministro de Hacienda, Guido Mantega, esto con el fin de abaratar la vida de sus ciudadanos y dotar a las exportaciones de una mayor competitividad, para estimular el crecimiento de la economía.

 

Esta decisión del Ejecutivo brasileño aparece luego de lo anunciado por el gobierno de Argentina, el cual llegó a un acuerdo con los supermercados de ese país para congelar los precios de todos los productos por dos meses, con el mismo objetivo de atajar la elevada inflación de la nación trasandina.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo