Norcorea desafía al mundo con ensayo nuclear que causó sismo de 4.9 Richter

Por AFP

Corea del Norte realizó el martes su tercer ensayo nuclear, de una potencia superior a los anteriores, utilizando un artefacto “miniaturizado”, en un gesto que generó inmediatas reacciones de condena en gran parte de la comunidad internacional.
 
“Un tercer ensayo nuclear fue realizado exitosamente”, informó la agencia estatal de informaciones KCNA. De acuerdo con ese medio, “el test nuclear de alto nivel, contrariamente a los del pasado, tuvo más potencia e incluyó un dispositivo miniaturizado y más liviano”.
 
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó un gesto que consideró “profundamente desestabilizador” y una “violación clara y grave de las resoluciones del Consejo de Seguridad”, de acuerdo a su portavoz.
 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió una rápida respuesta de la comunidad internacional a un ensayo nuclear que calificó de “provocadora”.
 
El Consejo de Seguridad de la ONU anunció de inmediato la organización de una reunión de emergencia para este martes a las 14H00 GMT en Nueva York. En Viena, la Organización del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (CTBTO) estimó que la explosión constituyó “una clara amenaza a la paz y la seguridad”.
 
Rusia urgió a Pyongyang a detener sus “actividades ilegales”.
 
Londres reclamó una “respuesta fuerte” del Consejo de Seguridad mientras que París afirmó que “apoyará una acción firme” de esta instancia. Berlín pidió nuevas sanciones contra Corea del Norte y la Unión Europea (UE) denunció un “flagrante desafío”.
 
La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) condenó un “acto irresponsable”.
 
Para China, único aliado de peso de Corea del Norte, el gesto norcoreano es “un verdadero desafío” hacia Pekín, estimó un diplomático en la ONU que pidió el anonimato. Pekín había alzado el tono recientemente y pidió a su vecino comunista que no ejecutara sus amenazas.
 
Según el diplomático, China, Rusia y Estados Unidos se concertaron desde hace varios días y “van a ponerse de acuerdo rápidamente sobre el hecho de que una acción firme se impone”.
 
El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, opinó que el ensayo nuclear norcoreano es “extremadamente lamentable”.
 
En Estados Unidos, la oficina del Director de Inteligencia Nacional informó que todas las agencias involucradas se encontraban analizando el “evento sísmico con características explosivas” que se había registrado en Corea del Norte.
 
KCNA confirmó el ensayo tres horas después de que detectores sismológicos registraran un temblor inusual, a las 02H57 GMT, en un área próxima al sitio de ensayos nucleares de Punggye-ri, cerca de la frontera con China.
 
Agencias geológicas de Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y China detectaron un evento de 4,9 a 5,1 grados de magnitud.
 
El detalle de que se habría tratado de un dispositivo “miniaturizado” deberá encender luces de alarma, ya que sugiere que el gobierno norcoreano ya alcanzó el grado de tecnología suficiente para fabricar un artefacto nuclear susceptible de ser instalado en un misil de largo alcance.
 
En diciembre pasado, el gobierno norcoreano había realizado un ensayo de lanzamiento de un cohete para poner un satélite en órbita, que demostró los avances norcoreanos en materia de tecnología misilística.
 
El ministerio de Defensa surcoreano estima entre 6 y 7 kilotones la potencia de la explosión del martes, contra sólo un kilotón del ensayo de 2006 y entre dos y seis para el de 2009.
 
La bomba atómica lanzada por los estadounidenses sobre Hiroshima era de 15 kilotones.
 
A nivel técnico, los expertos ahora tratan de descubrir si Corea del Norte utilizó parte de sus escasas reservas de plutonio o si utilizó uranio en una nueva opción de desarrollo hacia detonaciones atómicas.
 
El gobierno del hermético régimen estalinista del noreste asiático confirmó haber realizado un ensayo nuclear “exitoso”, presentándolo como una respuesta a la “hostilidad” de Estados Unidos, su enemigo declarado.
 
Obama debe pronunciar este martes el discurso sobre el estado de la Unión.
 
“La táctica (norcoreana) es de crear una situación de crisis y presionar a la comunidad internacional para negociar con ellos”, estimó Masao Okonogi, profesor de la universidad de Keio en Japón.
 
El norte “seguramente no se detendrá aquí y va a arrastrar esta crisis nuclear hasta julio, cuando Washington celebrará el 60º aniversario del cese al fuego de la guerra de Corea”, agregó el analista.
 
Pyongyang quiere que este armisticio se transforme en tratado de paz, que nunca fue pactado, según el profesor.
 
Corea del Norte había anunciado el mes pasado que un ensayo atómico era inminente, y su principal organismo militar, la Comisión Nacional de Defensa, había advertido que cualquier test será de “elevado nivel”.
 
El país reveló que estaba enriqueciendo uranio en 2010, cuando permitió que expertos de otros países visitasen una instalación centrifugadora en su complejo nuclear de Yongbyon.
 
Muchos observadores creen que Corea del Norte fabrica armas de uranio enriquecido desde hace largo tiempo en otras instalaciones secretas.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo