¿Minería espacial? Asteroide "2012 DA14" hace poner los ojos en la tentadora riqueza del Universo

Por

El asteroide 2012 DA14 pasa cerca de la Tierra, pero algunos ya han pensado que esto no es solo un fenómeno astronómico, sino que puede ser una futura fuente de riqueza que ya comienza a abrirle el apetito a algunos.

 

La compañía estadounidense Deep Space Industries (DSI), ha calculado que el asteroide contiene US$65.000 millones en agua recuperable y US$130.000 millones en metales.

 

Tamañas cifras pueden generar una “nueva fiebre del oro” o una incipiente minería espacial, según dijo en entrevista con Efe, Stephen Covey, director de desarrollo e investigación y fundador de DSI. “El espacio es tan inmenso que hay para todos”, aseguró.

 

Es cierto, los costos para comenzar una industria que explote las riquezas extraplanetarias puede implicar elevados costos, pero quizás el esfuerzo valga la pena.

 

Estos restos sobrantes luego de la formación del Universo son “todo lo que nuestra civilización necesita para expandirse en el espacio y para proveer nuestras necesidades aquí y aumentar la riqueza de nuestra economía”, según Covey.

 

Una manera que ya se está ideando para poder extraer las riquezas de esos cuerpos celestes es el que propone la empresa antes mencionada, que es la de arrastrar estos asteroides y acercarlos a la órbita terrestre, para así convertir el material del estos en componentes metálicos y el agua recolectada en forma de hielo utilizarla para combustible para cohetes, lo que podría hacerse en una década.

 

Covey señala que estas rocas pueden funcionar como unas “estaciones de servicio”, que pueden ser utilizadas para alargar la vida de cientos de satélites de comunicación que dejan de orbitar cuando se les acaba el combustible y se destruyen, creando basura espacial.

 

En 2015 podría concretarse la primera misión exploratoria, aunque en primera instancia lanzarán unos pequeños satélites exploradores en una misión de sólo ida, con una duración de entre dos y seis meses, con el objetivo de buscar cuáles asteroides pueden ser de utilidad para su explotación.

 

La idea es utilizar la tecnología de los microsatélites de investigación (“CubeSat”) que utilizan componentes electrónicos y no pesan más de un kilo. Ya en 2016 prevén recoger muestras y traerlas de vuelta para analizar su composición, mediante una misión no tripulada.

 

También se piensa en diseñar modelos propios de naves, con la idea de extraer de la órbita terrestre pequeños fragmentos de asteroides, con una especie de tentáculo metálico que desplegará unos cables para rodear el meteorito y arrastrarlo como si llevara una gran bolsa, tal como si se tratara de pesca de arrastre.

 

De momento ya hay dos compañías estadounidenses, DSI y Planetary Resources (en la que participa el cofundador de Google Larry Page), interesadas en explotar estos recursos dispersos por el Universo.

 

Richard Binzel, profesor de ciencias planetarias del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en declaraciones al diario The Wall Street Jornal, dijo ver con buenos ojos la explotación de estos recursos que se encuentran disponibles allá afuera, pero consideró que el esfuerzo de DSI de acercar a la Tierra los asteroides “puede estar adelantado décadas a su tiempo”, y ser quizá demasiado optimista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo