Columna de Katherine Urrutia: "La paciencia es una virtud"

Por Katherine Urrutia P.

La semana pasada, me invitaron a un programa de TV y pese a ser farandulero, el tema era dar una mirada terapéutica al fenómeno de algunos jóvenes descontrolados en los medios.
 
El tiempo en televisión es corto y siento que quedaron algunos puntos por profundizar, pero también creo que este espacio podría ser breve, ya que el descontrol en jóvenes requiere un análisis muy profundo. De igual forma, quiero abordar en algunos puntos que pienso, podrían ser transversales y base del problema.
 
Los jóvenes de hoy no tienen espacios reales donde hacer cosas concretas y de igual forma reales. Después de hacer algunos recorridos por municipios y estamentos gubernamentales, siento de todo corazón, que los “talleres” y “espacios” que ofrecen a los jóvenes en la gran mayoría de estos sitios, son como voladores de luces. Creo que no existe realmente, una incorporación de los jóvenes para construir un futuro en el país. Generalmente, los talleres son de danza, manualidades, cocina básica y casi todos terminan en un par de semanas.
 
Por otro lado, al ver a chicos estilo “Vale Roth”, inmediatamente se suele pensar que son  producto de la separación de sus padres, la violencia en los hogares, etc., pero sé perfectamente, que muchos jóvenes, viven realidades aun más desgarradoras y sin posibilidad de salir, nada más que por su propio valor y algo muy importante que se llama resiliencia.
 
¿Qué se puede hacer? Aprovechar cada momento con los niños, dar conversaciones con valores; enseñarles de chico a ser perseverantes, a no rendirse, si no ganan el primer lugar de algo, ayudarlos a superar y seguir luchando y principalmente a tener paciencia. 
 
Los logros importantes de la vida, no caen del cielo o se obtienen de un segundo a otro. Si algo carecen los niños y jóvenes de hoy, es la paciencia y como les digo a mis hijos, es una virtud que tienen que cultivar día a día.
 
Entonces ¿Cuál podría ser la diferencia de los jóvenes descontrolados y los luchadores? Al escuchar hablar a unos y a los otros, la diferencia generalmente está en la virtud de la paciencia. El descontrolado quiere todo ahora y, manipulará, mentirá, engañará con tal de conseguir lo que quiere. Los otros saben que trabajan hoy, en algo cuyo fruto podrán saborear mañana.
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo