Joven enfrenta un juicio por dejar una cabeza de cerdo en un centro musulmán

Por EFE

Un tribunal británico declaró hoy culpable de “hostigamiento religioso” a un hombre que dejó la cabeza de un cerdo frente a un centro musulmán en Leicester (centro de Inglaterra), aunque evitó hacer efectiva una pena de cárcel.

El juez impuso al inglés Liam Ferrar, de 24 años, una condena de 12 meses de prisión que quedó suspendida y supeditada al buen comportamiento del joven, que escribió una carta de disculpa al centro musulmán y se mostró arrepentido durante el juicio.

El magistrado John Temperley consideró que la acción de Ferrar fue “hasta cierto punto premeditada” y subrayó que el condenado era “perfectamente consciente del significado de su comportamiento”.

La sentencia detalla cómo el joven, que declaró que estaba en aquel momento bajo la influencia del alcohol, depositó el pasado 26 de diciembre ante un centro dedicado al rezo una cabeza de cerdo que había mantenido en el congelador durante meses.

“Es fácil imaginar la sorpresa y el malestar que debieron de sentir aquellos que encontraron la cabeza”, señaló el juez, para quien la acción del joven va “más allá del daño directo que provocó a quienes se toparon con el cerdo”.

“Cuando se extendió la noticia, el incidente causó una alarma profunda, miedo e inseguridad tanto en la comunidad local como en otras zonas”, apuntó el magistrado, para quien la intención de Ferrar era “inflamar una situación ya de por sí volátil”.

El juez admitió la petición de la defensa de evitar la prisión debido a la falta de antecedentes del joven y ordenó que cumpla 250 horas de trabajos para la comunidad. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo