Padre divorciado se atrinchera en una grúa exigiendo poder ver a su hijo

Por EFE

Un padre divorciado comenzó hoy su tercer día subido en una grúa industrial de la localidad francesa de Nantes, al noroeste del país, para denunciar que la justicia le impide ver a su hijo.

Serge Charnay, de 42 años, se ha convertido en la atención mediática de Francia tras permanecer tres días en lo alto de una imponente grúa en una zona industrial de Nantes.

Seguido por los canales de información continua, el padre de familia asegura que permanecerá atrincherado hasta que sus reivindicaciones sean escuchadas.

El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, ordenó a la responsable de Justicia, Christiane Taubira, recibir a la asociación “SOP Papa”, que defiende los derechos de los padres divorciados que se consideran perjudicados por las decisiones de justicia que favorecen a las madres en la custodia de los hijos.

“Aplican la ley con ideas del pasado”, aseguró Charnay desde lo alto de la grúa en conversación telefónica con el canal “BFM TV”, al tiempo que señaló su intención de mantener su actitud al menos hasta que se produzca la reunión con Taubira.

El hombre fue privado de su derecho a ver a su hijo tras haber sido condenado por sustracción del mismo.

El abogado de la madre aseguró en la emisora “RTL” que Charnay es “un hombre violento”.

Para las asociaciones de defensa de los derechos de los padres, el gesto mediático de Charnay es “un grito de desesperación” ante lo que consideran como “la incomprensión de la justicia”.

Sin embargo, ninguna de estas asociaciones aprobó el acto del hombre atrincherado en la grúa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo