Venezuela goza de la bencina más barata... ¿hasta ahora?

Por

Gracias a su abundante recurso, y a diferencia de Chile, los venezolanos gozan de unas bencinas muy baratas, lo que incluye el subsidio estatal. Sin embargo, esta realidad pronto podría cambiar.

 

Luego de la devaluación de casi 32% que el gobierno de Venezuela aplicó a su moneda, el bolívar, según algunos economistas, ahora estaría ideando la forma para aumentar el precio de la gasolina (que se mantiene invariable desde 1996), con la idea de hacer frente a un agujero en las arcas fiscales, calculado entre un 14 y 16% del PIB este año.

 

Y la manera de cambiar esto sería entrar a discutir sobre el subsidio que se le aplica al precio del combustible, que es el más barato del mundo, según da a conocer el portal web Infobae.

 

Para hacerse una idea, una taza de café en Venezuela es mil veces más caro y el de una botella de agua es 700 veces superior al de un galón de 95 octanos de la categoría “Premium”.

 

Desde el gobierno, aseguran que no se está pensando en una medida como esta, pero el ministro de Petróleo y Minería de Venezuela, Rafael Ramírez, afirmó sin embargo que “la discusión del uso que se hace, no sólo de la gasolina, sino de todos los recursos energéticos hay que hacerla”, agregando que en ese país se despilfarra un recurso escaso en otras partes del planeta.

 

En respuesta a esto último, el experto petrolero Rafael Quiroz enfatizó que “si hay derroche es porque hay precios bajos”.

 

El año 1996 fue la última vez que el precio de las bencinas sufrieron un incremento, el que elevó su valor en 500%.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo