Resultado de elecciones en Italia y sus efectos económicos preocupan a la Unión Europea

Por

Italia es la tercera economía de la zona euro y mostraba luces de alguna recuperación, hasta ayer. Luego de las elecciones generales donde debía escogerse un nuevo gobierno, tras de la renuncia del tecnócrata Mario Monti, ahora está sumida en un problema político tras las elecciones legislativas.

 

Pese a que la coalición de izquierdas liderada por Pier Luigi Bersani, favorita en los sondeos, obtuvo una mayoría en la Cámara de Diputados, esta fue escasa, aunque el problema se da en el Senado, donde se perfila sin mayoría clara, dándose una pelea es estrecha con la derecha del ex Primer Ministro Silvio Berlusconi, quien renunció en noviembre de 2011, cuando el país estaba al borde del colapso económico.

 

La Unión Europea (UE) recibió con cautela lo que quisieron decir los italianos por medio de las urnas, pero “espera que Italia cumpla con sus compromisos” de reformas estructurales, según indicó el portavoz comunitario, Olivier Bailly 

 

En ese sentido Bailly aseguró que “estamos confiados en la capacidad de Italia para formar rápidamente un gobierno y respetar sus compromisos europeos”.

 

Esta incertidumbre política, que es inédita desde la Segunda Guerra Mundial, amenaza la gobernabilidad y reaviva las dudas de que el país cumpla con el plan de ajustes y reformas que asumió, tomando en cuenta que la formación de un gabinete requiere el apoyo de las dos cámaras.

 

Lo anterior se suma a que quien tendría la responsabilidad de destrabar este asunto sería el cómico Beppe Grillo, ahora líder populista antisistema que fue capaz de reunir apoyos, basado en el descontento de la población con los partidos tradicionales, cuya coalición estaría obteniendo el tercer puesto en estos comicios. El humorista ya ha declarado que no pretende aliarse con nadie.

 

Mientras, el gran perdedor de estas elecciones fue el ex Primer Ministro italiano Mario Monti, excomisario europeo, que tuvo la misión de poner en marcha las medidas de austeridad que le exigió Bruselas, provocando el descontento social que habría terminado en el resultado de estos comicios y con la incertidumbre que ha contagiado negativamente a los mercados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo