Ocho pecados que no se deben cometer con la tarjeta

Por

Aunque muchas veces pueden sacar a uno de apuros, las tarjetas de crédito son privilegios que hay que saber utilizar. No endeudarse más de la cuenta y manejarlas con cabeza fría son premisas importantes para que estas herramientas no se conviertan en tu principal enemigo.

 

Por ello te presentamos, los pecados capitales que puedes cometer con tu dinero plástico:

1. No preguntar por lo esencial

 

Dentro de la emoción que da obtener una tarjeta de crédito, muchas veces se olvida preguntar por las cosas importantes como cuotas de manejo, intereses, fechas de facturación y pago, entre otros. Es importante preguntar el día de corte y la fecha límite para cancelar la deuda, eso puede servir para organizar mejor las finanzas y saber en qué momento comprar o si es mejor desistir de algún antojo.

 

 

2. Cuotas

 

Este es un verdadero dilema. Lo más recomendado es dividir el monto de las compras al menor número de cuotas posibles, ya que entre más plazo, mayores son los intereses y puede ser que, por comprar algo a muchas cuotas pensando que va a pagar menos, termine pagando hasta el doble de lo que le costó. Sin embargo, tampoco es la idea hacer todas las compras y diferirlas a una cuota, sin antes saber si se está en la capacidad de pagarlas,

 

 

3. Atrasarse en los pagos

 

Uno de los peores errores que se pueden cometer es hacer uso del pago mínimo de la tarjeta. Esto puede hacernos caer en multas, más intereses y hasta cancelación de la tarjeta. Pero lo más grave no es la pérdida de la tarjeta sino que puede terminar en una central de riesgo como Dicom. Lo más importante es tener en cuenta las fechas de pago.

 

 

4. Dejarla en cualquier lugar

 

Los ladrones están en cualquier parte. Nunca pierda de vista su tarjeta de crédito porque si por cualquier razón cae en manos equivocadas, pueden ocupar todo el cupo, ya que no se necesita una clave de seguridad. Si se la roban, llame inmediatamente a su entidad bancaria para pedir el bloqueo inmediato.

 

 

5. Dejar de tener una tarjeta de crédito

 

Muchas veces por pensar en ahorrar algo de dinero y evitar las deudas, las personas no sacan su tarjeta, sin embargo, es muy importante tenerla para generar una historia crediticia y además, en caso de emergencia, puede sacarlo de un apuro.

 

 

6. Tener más de dos

Lo ideal es tener una o máximo dos, cuando se tienen más se puede caer en el riesgo de endeudarse más de la cuenta por causa de la cantidad de compras. Si se tiene varias, piensa que pueden ser para emergencias, pero se puede caer en deudas que no está buscando.

En el caso de tener dos tarjetas, tenga en cuenta que sean de diferentes.

 

 

7. Sacar un cupo mayor al que puede pagar

 

Normalmente las entidades bancarias piden una serie de certificados laborales para poder evaluar por cuánto puede ser el cupo que le van a dar y siempre es un poco más de su salario. Es importante que cuando haga sus compras piense siempre en gastar menos de lo que gana, así evita la deuda.

 

 

8. Pagar una tarjeta con otra tarjeta

 

A menos de que sea una débito, evite a toda costa pagar una tarjeta de crédito con otra. Pagará por siempre una deuda abriendo otra más grande.

 

Fuente: Publimetro Colombia. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo