Chipre y su encrucijada: el "corralito" o la quiebra

Por

Chipre es un pequeño país, una isla al sur de Grecia, cuyo peso dentro de la economía europea es bastante menor (representa el 0,2% del PIB), pero que preocupa en demasía a las autoridades económicas del viejo continente, porque pone en jaque nuevamente a la eurozona. Por ello, salieron  a su rescate con un fondo de 10 mil millones de euros, el cual en parte deberá pagar los propios ciudadanos chipriotas con sus depósitos y ahorros bancarios, medida que es ejecutada a través de un “corralito”, el primero que ocurre en Europa.

 

En un principio, las cifras que los ciudadanos con menos ahorros debían aportar iba a ser mayor, pero el gobierno chipriota habría acordado con la troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional), un proyecto de ley mejorado sobre lo se retirará de los depósitos privados, que suaviza el impacto a los pequeños ahorradores.

 

El nuevo proyecto estima un impuesto del 3% para los depositarios con ahorros inferiores a 100.000 euros, menor al 6,7% propuesto anteriormente, y un 12,5% para los depósitos superiores a 100.000 en vez de 9,9%. Este plan también afecta las cuentas de extranjeros en ese país.

 

Apenas se supo que el gobierno local iba a retener los fondos, los ahorrantes hicieron largas filas para rescatar sus fondos, solo logrando sacar de sus cuentas un máximo de 1.000 euros.

 

“Comparto completamente el sentimiento desagradable que ha causado esta decisión difícil y costosa. Por eso tengo previsto seguir dando batalla para que las decisiones de la eurozona sean mejoradas en las próximas horas con el fin de limitar el impacto sobre los pequeños ahorradores”, dijo Nikos Anastasiadis, presidente de Chipre, a quien se le ha planteado que esta medida debe ser llevada a cabo o el país se irá a la quiebra.

 

El gobernante partido conservador de Anastasiadis, DISY, y su socio, el centrista DIKO, solo superan la mayoría absoluta por un voto, con 20 y 8 escaños, respectivamente, por lo que el acuerdo de rescate corre serio peligro de no ser aprobado. El mandatario chipriota ya anunció que la votación se aplazó para este martes. De concretarse, esta será la cuarta nación, luego de Grecia, Portugal e Irlanda, en recibir un salvavidas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo