Cinco puntos para entender la quiebra de la U. Del Mar

Por Andrea Sepúlveda / Publimetro Crónica

1. Autoridades dejan de tener el control

Uno de los puntos principales que cambian con la quiebra de la Universidad del Mar, según informó el Ministerio de Educación, es que los controladores y autoridades, como el rector de la universidad, dejan de tener el control de la institución y queda en manos del síndico.

El síndico “cuenta con todas la facultades y atribuciones para administrarla, convirtiéndose en el único interlocutor válido entre los estudiantes, funcionarios, académicos y el Mineduc”, informó a Publimetro el ministerio.

La diferencia del síndico con el interventor judicial es que este último sólo puede solicitar y recibir información.

2. Permite asegurar la continuidad

Según el Mineduc, la designación del síndico de quiebras permite asegurar la continuidad de la universidad para que los estudiantes puedan terminar sus carreras y titularse.

3. Uso de los recursos

Además el síndico de quiebras da seguridad del adecuado uso de los recursos que ingresan a la universidad y que sus bienes se administren de maneda adecuada.

Así se evita que recursos fiscales, becas, créditos y las mensualidades sean desviadas en favor de los dueños de las instituciones.

También pone término a conductas abusivas de las actuales autoridades como retención de títulos y cobros por titulación.

4. No sólo le pasa a las empresas

Todas las personas naturales y jurídicas pueden quebrar. La Universidad del Mar fue creada como una corporación sin fines de lucro.

La quiebra se define como “juicio por el que se incapacita patrimonialmente a alguien por su situación de insolvencia y se procede a ejecutar todos sus bienes en favor de la totalidad de sus acreedores” (según la RAE).

5. Críticas del Cruch

El vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores (Cruch), Juan Manuel Zolezzi, opinó que la quiebra de la U. del Mar no ayuda a los estudiantes a arreglar su situación y que las soluciones que se han ofrecido no han funcionado.

“El ministerio está en problemas, en un problema complejo. El proyecto de reubicación no ha funcionado”, dijo Zolezzi.

El rector de la Usach explicó hubiera sido mejor colocar interventores en las sedes e ir cerrando el ingreso paulatinamente a la institución.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo