Columna de Katherine Urrutia: Autismo ¿heredado o adquirido?

Por Katherine Urrutia
·         Escritora de cuentos infantiles (“Buscando Chinita” y “los bigotes de la gatita Miauci”) editorial Don Bosco Edebé S.A. ·         Cuentacuentos gratuitos a niños en colegios

.         Estudiante de psicología.

·         Terapeuta de flores de Bach con especialización en niños.

·         Relatora de OTEC Veritas Capacitación. “Comprensión de lectura a través de las emociones”, dictado principalmente a profesores.

·         Trabajó en voluntariados en COSAM, escuela de lenguajes, colegios con niños en riesgo social.

.          Viajó al sur para trabajar después del terremoto y al norte para trabajar con los familiares y niños de los mineros en mina San José.

·         Trabajó en escuela fundición Paipote de Copiapó, con intervención en el tema de Bullying.

·         todos los lunes desde las 13:00 a 14:00 hrs., en “la terapeuta escucha”  de radio comunal de San Joaquín.

·         Actualmente en proyectos de libros para adolescentes y adultos.

En www.radiosanjoaquin.cl

“Abril, lluvias mil” dice un antiguo dicho. Normalmente “cuando llueve, todos se mojan” dice otro dicho. El 2 de abril es el día mundial del autismo y me gustaría juntar el dicho con esta realidad, que a muchas familias desgarra desde las entrañas.

Hace aproximadamente un año, asistí a un seminario preparado por Bioautismo, sin mayor interés en el tema del autismo (tengo que confesar), pero el programa hablaba de déficit atencional e hiperactividad y como terapeuta, especialmente trabajado con muchos niños con estas características, tenía que asistir, ya que siempre traté de buscar una explicación racional y científica al fenómeno que años atrás, no se veía como vemos hoy ¿no lo cree?

Conocí a un grupo maravilloso de mujeres y familias completas, luchando por la erradicación del mercurio de las vacunas chilenas. Conocí también a una increíble diputada, que en lo personal, me devolvió la fe en la política por su incansable lucha y su gran humanidad.

Pude comprender el estrecho vínculo que existe, entre las vacunas y aumento de las características antes nombradas. Estas se enmarcan dentro del espectro autista, siendo el autismo, el límite máximo que puede llegar un niño chileno, producto de la no eliminación del mercurio de su cuerpo.

El detalle de cómo ocurre este nefasto y permanente proceso, se puede encontrar con detalles y estudios en la página oficial de Bioautismo.cl

Lo que deseo expresar hoy es que, independiente de no tener hijos que sufran estas consecuencias, no me puedo hacer la desentendida, principalmente porque trabajo constantemente con niños y veo las consecuencias.

Como ejemplificaba al principio, “cuando llueve, todos nos mojamos” pues bien, creo que es deber de todos informarnos, saber y preguntar ¿Por qué aplican un metal pesado en las vacunas de nuestros niños desde que nacen? ¿Por qué siguen vacunando contra enfermedades que llevan años erradicadas, no solo de chile, sino en el continente?

Mientras esperamos respuesta, las vacunas seguirán jugando a la ruleta rusa y dañando sin medir condición social, “mojando a todos los que estemos bajo esa lluvia”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo