Padres son declarados culpables de provocar incendio y matar a sus hijos

Por AFP

Un matrimonio británico fue hallado culpable el martes de matar a sus seis hijos en mayo pasado en un incendio provocado con gasolina en su casa de Derby, centro de Inglaterra.

Michael y Mairead Philpott, de 56 y 31 años respectivamente, fueron declarados culpables de homicidio con otro coacusado, Paul Mosley, de 46, por un jurado popular, al término de un juicio de ocho semanas de duración en un tribunal de lo penal de Nottingham.

Los tres conocerán su sentencia el miércoles por la mañana en una vista convocada en el mismo juzgado.

“El veredicto de hoy muestra que los niños murieron debido a las acciones de Michael y Mairead Philpott y Paul Mosley cuando provocaron el incendio”, declaró Samantha Shallow, de la Fiscalía de la Corona.

“Éste comenzó como consecuencia de un plan entre los tres para hacer que un juzgado de familia fallara a favor del Sr. Philpott en otro caso. Fue un plan que resultó ser desastroso y trágico”, agregó en un comunicado.

La idea era al parecer provocar el incendio, rescatar a los niños por una ventana de la casa familiar y hacer que acusaran por ello a la ex amante de Michael Philpott, Lisa Willis, para que él pudiera obtener la custodia de otros cuatro hijos que tuvo con ella.

Pero el plan falló porque el incendio era mucho más grande de lo previsto y la ventana por la que tenían que ser rescatados los niños estaba cerrada, según se dijo durante el juicio.

Los cinco hijos de los Philpott, de edades comprendidas entre 5 y 10 años, murieron asfixiados en el incendio que comenzó de madrugada el 11 de mayo de 2012.

Un sexto hermano de 13 años, fruto de una relación anterior de la mujer pero criado por Michael Philpott como propio, falleció en un hospital al cabo de dos días.

Poco después de la tragedia, el matrimonio apareció destrozado en una rueda de prensa convocada para agradecer a todas las personas que trataron de ayudar en el incendio.

La policía, que nunca descartó la pista criminal, reveló posteriormente que el fuego fue prendido con gasolina en el buzón de la casa.

“Este ha sido uno de los casos más tristes, sino el más triste, que hayamos investigado jamás”, declaró un responsable de la policía de Derbyshire, Steve Cotterill, fuera del tribunal.

Michael Philpott ya había copado titulares de prensa unos años antes, cuando aparentemente vivía de las ayudas sociales que percibía por 17 hijos, al solicitar a las autoridades locales una casa más grande para vivir con su esposa, su amante y alrededor de una decena de sus vástagos.

Su historia fue recogida en 2007 en un documental realizado por la diputada conservadora Ann Widdecombe.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo