Los senadores que podrían inhabilitarse y salvar de la destitución a Beyer

Soledad Alvear está casada con el dueño de una universidad y José Antonio Gómez fue de la junta de la Universidad del Mar.

Por Felipe Saleh

Apenas terminó la votación en la Cámara que dejó suspendido al ministro de Educación Harald Beyer, los diputados de la UDI Gustavo Hasbún y Patricio Melero apuntaron hacia tres senadores de oposición: Andrés Zaldívar, más Soledad Alvear y a José Antonio Gómez del Partido Radical .

Según los parlamentarios gremialistas, los tres senadores tendrían conflictos de interés que deberían inhabilitarlos cuando se vote la culpabilidad o inocencia del ministro, ya que tienen o han tenido vínculos directos o indirectos con universidades privadas.

Hasbún dijo a Publimetro que en el caso de Zaldívar “estamos investigando” cual sería el eventual vínculo con una institución de educación superior.

Pero en el caso de Soledad Alvear y José Antonio Gómez, la ligazón es más clara.

La senadora de la DC está casada con Gutemberg Martínez dueño y rector de la Universidad Miguel de Cervantes, donde también participa la sobrina del senador Eduardo Frei, Francisca Ortega Frei como vicerrectora académica.

En el entorno de la parlamentaria decidieron no emitir declaraciones, pero aseguran que asumen el vínculo y afirman que de ninguna manera han intentado esconderlo o negarlo y que Alvear se pronunciará en los próximos días.

En el caso de José Antonio Gómez la situación es de un vínculo directo. Fue parte de la junta directiva de la controvertida Universidad del Mar, aunque en su entorno mantienen el mensaje de que el vínculo no fue comercial sino estrictamente académico.

Gómez era académico de la sede La Serena y fue invitado a participar de la junta directiva para lo cual aparecía en la escritura de la Universidad como socio de la empresa “Centro de Negocios y Comercio Exterior Limitada”.

Según aclaran en su oficina de comunicaciones, Gómez integró esta sociedad “porque era una condición para sumarse a la junta directiva, pero no tuvo ganancias económicas”.

Las mismas fuentes aclaran que Gómez estuvo entre 2006 y 2008 y que fue convocado para implementar proyectos académicos que sirvieran para la acreditación de la Universidad del Mar. “Pero se retiró cuando se dio cuenta que esos proyectos no iban a realizarse” afirman. De todas formas el vínculo será un problema para Gómez en el contexto de la próxima votación.

Si tanto Alvear como Gómez se inhabilitan, la oposición podría quedarse sin los 20 votos que necesita en el Senado para lograr la destitución de Beyer. Aunque no es ilegal que votaran, se trata de un conflicto ético, por eso este escenario fue uno de los temas que se analizó en el comité político ampliado que se efectuó ayer en La Moneda.  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo