Joven amenazada por posar desnuda vive retenida y con miedo

Por AFP

La joven tunecina, que permanece escondida después de la difusión de una fotos en la que aparecía con el torso desnudo, apareció este sábado en un reportaje en el que dijo temer las represalias en Túnez de los grupos islamistas, después de haber recibido amenazas de muerte y de que su familia la retuviera contra su voluntad.
La joven, que se identifica con el nombre de Amina Tyler, protagonizó un escándalo cuando a mediados de marzo publicó unas fotografías en las que aparecía con los senos descubiertos tachados con las palabras “mi cuerpo me pertenece, no representa el honor de nadie”, al estilo de las feministas de Femen.
Los autores de un reportaje difundido este sábado en una cadena de televisión francesa, se reunieron con la joven el jueves por la noche en una casa situada a “tres horas de Túnez” en la que vive con su familia.
Amina aparece cansada, apática, bajo un férreo control de su familia que la retiene contra su voluntad, pero para protegerla.
Tras la publicación de las fotos, “mi familia me encontró en una cafetería”, dijo. “Me trajeron a casa. Mi primo me rompió la tarjeta de mi teléfono. Me pegó. Después, me quedé con mi familia y luego nos mudamos a esta ciudad”, contó.
“Claro que sí”, respondió Amina cuando se le preguntó si se había visto obligada a permanecer con su familia.
La joven aseguró haber recibido amenazas por teléfono y vía Facebook. “‘Vas a morir’, ‘Te vamos a echar ácido en la cara’, cosas así”.
“Tengo que marcharme de Túnez, temo por mi vida y por la vida de mi familia. Hay muchos rumores sobre lo que los islamistas y los salafistas quieren hacerme”.
“Quiero continuar mis estudios en el extranjero”, añadió la joven haciendo referencia a la imposibilidad de hacerlo en Túnez y de alcanzar su sueño de convertirse en “periodista y ayudar a las Femen de una manera u otra”.
Amina continúa apoyando a las Femen, pero critica que tres de ellas quemaran una bandera de la profesión de fe musulmana (shahada) ante la Gran Mezquita de París el miércoles pasado.
“Estoy en contra”, denunció. “No insultaron a un tipo de musulmanes, los extremistas, sino a todos los musulmanes”, lamentó.
Amina aseguró que seguirá siendo una Femen “hasta los 80 años”.
En teoría, por su acción la joven se expone a un juicio por “atentar contra las buenas costumbres”, un delito punible con seis meses de prisión.
Femen, un grupo de feministas ucranianas instaladas en París, es conocido desde 2010 por sus acciones “topless” para denunciar el sexismo, la homofobia, la prostitución y la religión.
Las tunecinas disponen desde los años 1950 de los derechos más avanzados en el mundo árabe, pero todavía siguen sufriendo numerosas desigualdades.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo