Expertos enfrentan posturas por idea de cambiar feriados por vacaciones

Idea parlamentaria no genera consenso. Economistas muestran diferencias sobre el impacto a empresas y trabajadores

Por Jorge Arellano / Publimetro Crónica

La idea legislativa de perder cuatro días feriados para agregar cinco a las vacaciones genera debate con posiciones bastante contrapuestas.

El diputado Tucapel Jiménez (PPD), quien es uno de los impulsores del proyecto junto al socialista Osvaldo Andrade, se defendió de aquellos que tildan de populista la iniciativa.

“Populismo hubiese sido aumentar sólo las vacaciones”, señaló a Publimetro el parlamentario.

Defensa total a la idea

Asimismo, Jiménez aseguró que actualmente algunos días feriados religiosos ni siquiera cumplen su función.

“Mucha gente en vez de recordar efectivamente lo que se conmemora en esa fecha prefiere ir a los centros comerciales… parece día de los malls”, enfatizó el pepedé.

Además, sostuvo que los trabajadores ganarán incluso más dinero con esta nueva idea. “Hay una remuneración proporcional a las vacaciones  si agregamos días en vacaciones hacemos aumentar esas remuneraciones”, sostuvo.

Posición intermedia

En tanto, la académica de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Andrés Bello, Andrea Sucre, manifestó que es una buena iniciativa y que podría beneficiar tanto a trabajadores como a empresarios.

“Es una muy buena iniciativa porque es motivadora para la fuerza laboral y permite al mismo empleador administrar sus recursos de mejor manera”, sostuvo a este diario la especialista.

No obstante, puntualizó que efectivamente algunas industrias podrían verse afectadas por este cambio.
“Puede tener impacto negativo  en ciertas industrias como la hotelería que no tendría muchos días durante el año… sin embargo la experiencia dice que los mercados suelen acomodarse a otras ofertas”, manifestó.

En la misma línea se encuentra el economista y también académico de la universidad Andrés Bello, Gonzalo Escobar.

“Lo veo con más beneficios que costos”, sostuvo a Publimetro.

“El hecho que reduzcas el número de feriados reduce a la vez los costos de ajuste de producción, por lo que es muy positivo para las empresas”, manifestó el experto.

Asimismo, sostuvo que dejando del lado el “sector turismo” es una situación muy atractiva más aún cuando gran parte de los países miembros de la OCDE “tiene vacaciones de un mes optando por menos feriados”.

A su vez da como idea parcelar las vacaciones durante dos veces al año.

Tres puntos contrarios a la iniciativa

En tanto, el académico de La Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile, Francisco Castañeda, aunque aclarando que se trata de una visión preliminar entregó tres puntos de por qué el proyecto no es bueno.

“En primer lugar me parece que las empresas tienen ajustados sus sistemas productivos a 15 días lo que genera un grado de complejidad desde el punto de las mismas”, sostuvo a este medio.

“Además, como segundo punto y sin ser un conservador, me parece que el tema de la tradición en una sociedad postmoderna es fundamental… eliminar feriados religiosos significa a la vez terminar con tradiciones que no sólo tienen que ver con alguna iglesia”, añadió.

“Finalmente, esto le podría hacer un daño al turismo durante el año”, sentenció.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo