Venta de bebidas energéticas aumentan en un 31,5% en Chile

Por

No importa si es con azúcar, endulzante, leche o cuan cargado esté, el café es la bebida preferida por los trabajadores. Sin embargo, en el último tiempo las bebidas energéticas han ido ganando terreno en este sector.

 

En el año 2006 se integraron al mercado nacional con una venta anual de 3,2 millones de litros, cifra que con el paso de los años y la llegada de nuevas marcas ha aumentado considerablemente.

 

Durante el 2012 se vendieron 22 millones de litros, lo que representó un aumento del 46% respecto al año anterior.

 

Datos más recientes de la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes, indican que esta categoría fue la que más creció en ventas durante el primer trimestre de 2013, haciéndolo en un 31,5%.

 

 

¿Quienes la consumen?

 

En un comienzo, el público objetivo de este tipo de bebida eran jóvenes, pero hoy apunta a un público mucho más general y que la ha transformado en una compañera de trabajo y de estudios.

 

El gerente general de Energy Drink, Alexander Munro, responsable de la marca finlandesa Battery, detalla que quienes consumen el producto “son personas que la ocupan para ir a trabajar y que están ligadas al deporte”.

 

Rodrigo Vargas, representante de Shot cuenta que el target “son jóvenes de 18 a 30 años, pero hoy el consumo es muy transversal”. Y señala que la bebida posee un consumo importante “en ocasiones de trabajo/estudios o para estar más despiertos al manejar largas distancias”.

 

Por el aumento de su consumo, Munro dice que se debe a que “vivimos cada día más faltos de tiempo y  necesitamos algo que nos active en un período corto de tiempo y es una alternativa al café”. Y agrega que los universitarios la utilizan en período de exámenes.

 

“Chile está entre los tres países con los valores más altos de las bebidas energéticas… Creemos que un consumidor habitual  no se toma más de 10 latas al mes”, indica Vargas.

 

 

Consumo responsable

 

Roberto Gabarroche, nutricionista de  Avansalud, explica que para un consumo responsable, se deben realizar exámenes para descartar en la persona tenga enfermedades que puedan agravarse.

 

“Una cantidad que quizás es prudente es consumir una vez a la semana”, concluye Gabarroche.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo