"Gaokao" la "PSU" china, uno de los exámenes más díficiles del mundo

Este es el examen más difícil de China, donde el fracaso no es una opción.

Por Jordan Pouille/Publimetro Internacional

Educación. El Gaokao decide el destino de la juventud china. Después de una preparación infernal, cerca de 9.1 millones de jóvenes tendrán un examen rígido de 3 días en junio. Pero a pesar de los muchos defectos, el Gaokao permite a los adolescentes rurales convertirse en ingenieros.

Es domingo por la mañana en Qingdao, China oriental, y los locales pueden oír las bocinas de los buques de carga que van entrando lentamente al puerto de la bahía, o oler el suave humo que proveniente de la famosa fábrica de cerveza Tsingtao. Pero para los adolescentes de Qingdao, no hay tiempo para disfrutar de una cerveza en la playa.

En el interior del colegio No.15, cerca de 2.000 estudiantes se preparan para el Gaokao (que se pronuncia ‘Gow-Kow’), el examen que permite que el 75% de los estudiantes chinos puedan ingresar a la universidad o iniciar una vida como un trabajador de una fábrica. Sus esfuerzos de preparación son como una gimnasia mental: repetir sin cesar las mismas lecciones y ensayar una infinidad de veces. Para que no se equivoquen, se realizará en la sala de exámenes.

Como resultado, los días son extremadamente largos. “Seis días a la semana comienzan a las 7:30 A.M y terminan a las 8:00 P.M”, dice Zhou Hao, de 17 años con su uniforme blanco y azul. Su padre es un conductor de taxi y su madre trabaja en un supermercado. Gran parte del dinero va a clases extras con tutores privados.

“Mis padres quieren que asista a una de las mejores universidades como la de Tsinghua en Beijing o Fudan en Shanghai, pero los cupos son muy limitados. No quiero decepcionarlos”, comenta la pequeña Zhou.

Zhou Hao y su compañera deben mantener felices a sus familias, en un país donde el poder es adorado según la posición social, a pesar de que los niños no tengan oportunidades para expresarse, desafiar las ideas o pensar críticamente.

Aunque su profesora de inglés afirma que Zhou Hao es excelente en lenguas extranjeras, Zhou se esfuerza por hablar más allá de “My name is…” o “How old are you?” No es de extrañar: su Gaokao sólo requiere habilidades en escucha y no en habla. Y porque este Gaokao no valora el deporte, la profesora nunca ha enseñado a nadar.

Zhou Hao no tiene ninguna idea lo que ella estará haciendo en el futuro. En China, los pregrados de la universidad generalmente no tienen nada que ver con los empleos disponibles en el mercado. Pero la universidad es vista por todos los estudiantes chinos como una tierra de libertad, lejos de la presión familiar.

“Ahora, dedico mi poco tiempo libre a los videojuegos”, concluye Zhou Hao, apagando su teléfono mientras que suena la campana de la escuela una vez más, una melodía de Mozart.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo