Crece el número de mujeres que adquiere propiedades

Por

Que la mujer está cada día más independiente económicamente hablando dejó de ser novedad hace tiempo. Ya no sólo pagan sus propias cuentas, sino que también hoy son las dueñas de las viviendas.

 

Un estudio del agente inmobiliario online Open Propiedades, indica que en los últimos 10 años el número de mujeres que compran viviendas aumentó en más del 100%.

 

“El aumento ha superado el 100% y se trata de mujeres jefas de familia como también casadas con y sin hijos”, señala Juan Ramón Campos, gerente general de Open Propiedades.

 

Este dato coincide con los entregados en el último informe de Género del Sistema Financiero realizado por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), el que señala que durante el 2012 se entregaron 386.914 créditos hipotecarios a mujeres, aumentando en más del 100% respecto al 2002, cuando sólo se entregaron 182.885.

 

Respecto a las colocaciones hipotecarias en millones de pesos, la cifra se ha quintuplicado en los últimos diez años, ya que en el 2002 se le asignaron a las féminas créditos por un total de $1.545 mil millones, cifra que subió a $9.026 mil millones el año pasado.

 

Según el estudio de la SBIF, de cada 100 unidades monetarias de crédito contratado por mujeres, 58 unidades están asociadas a financiamiento hipotecario para la vivienda. En el caso de los hombres la cifra análoga es de 53 unidades monetarias”, agrega Campos.

 

Jorge Díaz, conductor del programa Zona Inmobiliaria, explica que en este aumento influyen dos factores. Primero a la integración de la mujer al mundo laboral y segundo “a que las mujeres son más ahorrativas que los hombres, manejan mejor sus ingresos, entonces van dejando algo para el ahorro lo que les permite tener el dinero suficiente para postular al subsidio”.

 

 

Cambio en las viviendas

 

El aumento de la presencia femenina en este campo ha obligado a que las inmobiliarias modifiquen ciertos detalles dentro de su oferta.

 

“Las propiedades se construyen pensando en las mujeres, ya que son mucho más detallistas y se fijan en la funcionalidad de la cocina, de los baños y miran hasta el último detalle del papel mural. Hay proyectos donde han tenido que cambiar el lavaplatos porque las clientas se dieron cuenta que no cabían los platos”, explica Juan Ramón Campos.

 

Otras características que las diferencia frente a los hombres es la seguridad en la decisión de la compra, ya que generalmente cuando ellas reservan concretan la compra y no la anulan como ellos, sentencia Campos.

 

Y Jorge Díaz agrega que aunque se viva en pareja, “ellas son las que toman la decisión de la compra”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo