4 definiciones de Bachelet: Movimientos sociales, aborto, el INE y las mujeres en los partidos

Por Felipe Saleh/PublimetroChile

Ya no es tan difícil que Michelle Bachelet hable. Todo el mundo se le acerca:  un sacerdote para decirle que las niñas de colegios privados se confiesan después de abortar, o un diputado para explicarle por qué en el partido prefieren que las mujeres no entren. Pero ella dice que cualquiera puede cometer un error y que la gente común es la única que sabe lo que pasa realmente.

Nadie es perfecto: el INE y el Servel

Nada ni nadie es perfecto. Cualquiera puede equivocarse o cometer errores, pero hay que corregir de inmediato. Si ha habido errores, voluntarios o involuntarios hay que corregirlos, y dar prueba de blancura, demostrar para que la gente empiece a creer nuevamente. Un gobierno debe respetar la autonomía del Banco Central,del Ine, del Servel por ejemplo. Es la única manera que cumplan con su rol y que la gente confíe en ellos. Tienen una dependencia administrativa, pero nunca deben estar al servicio de un gobierno, sino del Estado. Chile siempre ha sido un país en que la certeza es parte de nuestro patrimonio y todo esto causa un tremendo daño.

El control ciudadano

En una democracia moderna es importante que exista la ciudadanía como factor de control. Gente que se moviliza de manera respetuosa,adecuada, creo que en toda sociedad moderna es esencial. Por eso yo creo tanto (aunque se me ha criticado, pero no me importa) en la importancia de estar con la gente, escucharlos de verdad, porque las personas dicen lo que pasa realmente. Uno en el gobierno puede estar viendo temas que cree muy importantes, y pensar que lo está haciendo bien, pero la única forma de saber es que la gente lo diga. Y nadie debería sentirse amenazado por eso, al contrario.

Los trucos con las mujeres

Los partidos no incorporan mujeres en sus listas, o te llevan en lugares donde no hay ninguna posibilidad, como cuando a mí me llevaron de candidata a alcaldesa en Las Condes. Yo acepté, pero nadie quería ir por ahí porque sabía que no había ninguna posibilidad. Hay trucos que se usan para hacer creer que apoyan a las mujeres, pero la idea es que sea sin trucos, sin letra chica. Un amigo parlamentario  me dijo: “Tienes razón comparto plenamente la idea. Pero si una mujer entra, un hombre sale”. Propuse una ley de balance, no de cuotas, que duerme en el Parlamento. El partido que lleve y que elija más mujeres va a tener un apoyo financiero.

Aborto: elegante o a la mala

Mi foco está en la educación sexual y la píldora del día después. Las mujeres que llegan a un aborto lo hacen porque no han tenido acceso a todos los otros métodos previos, y que deberían tener. Un sacerdote me contaba que la cantidad de confesiones por aborto son enormes, incluidas chicas de colegios privados. Nuestra sociedad es paradojal, se niega a discutir temas que si existen. Se lo hacen en lugares elegantes cuando tienen plata, o a la mala cuando no la tienen. La discusión valórica más importante es ¿estamos garantizándole a los jóvenes una educación sexual adecuada?. Jamás he visto el aborto como un método de planificación familiar. Pero hay que avanzar claramente hacia el aborto terapéutico y también por violación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo