Porque el Bitcoin no es la única moneda virtual que existe

Por

Como se observó hace un tiempo, los chipriotas estuvieron a punto de perder sus ahorros con la última crisis del euro, pero una moneda digital, el “Bitcoin”, está gozando de un éxito espectacular. Valió menos de un dólar en 2011 y ahora ha crecido más de 600% en 2013.

 

“Bitcoin” fue lanzado por hackers en 2008, con el objetivo de convertirlo en una alternativa incorruptible de las economías en crisis. No pertenece a ningún Estado, por lo que puede usarse en cualquier territorio. No es preciso hacer uso de intermediarios, ya que los intercambios se hacen directamente de persona a persona mediante un sistema P2P.

 

Esta moneda, sin embargo, ha levantado unas cuantas sospechas. Una advertencia del FBI señaló que el “Bitcoin” “lógicamente atraería lavadores de dinero y otros criminales” y esto ha suscitado los temores de regulación gubernamental, que podrían destruir el concepto.Sin embargo,  hay otro tipo de “divisas” parecidas que son detalladas a continuación, según ABC.es.

 

 

  • Litecoin

 

Litecoin está basada en el mismo protocolo que Bitcoin aunque con la diferencia de que puede ser extraída con hardware para el consumidor. Además, las transacciones son confirmadas cada 2,5 minutos, a diferencia de los 10 de Bitcoin, aunque con un inconveniente: son menos seguras. Esto se suma a que esta tiene un límite de emisión de 84 millones, respecto de los 21 millones de la moneda primaria.

 

Bitcoin y Litecoin son, respectivamente, el oro y la plata de las monedas virtuales hoy existentes, como explican en el medio español.

 

 

  • PPCoin

 

Las «Peer to Peer Coins» o PPCoin sigue en la listas de las monedas virtuales, también en el protocolo de Bitcoin. La diferencia de esta es que su diseño busca que las divisas se entreguen, no a aquellos que tienen más potencia computacional, sino en base a una suerte de lotería en la que, cuantos más PPCoins tengamos, más probablidades tendremos para hacernos con nuevas divisas, como explican sus responsables.

 

 

  • Ripple

 

OpenCoin tiene su proyecto de moneda virtual llamado Ripple, que es más rápido que Bitcoin, pues la duración de una transacción estaría en torno a los diez segundos, según aseguraron sus creadores a Bloomberg. Se puede usar como divisa para realizar pagos instantáneos, aunque este sistema se encuentra todavía en fase de desarrollo.

 

Un sistema de crédito centralizado que se apoye en el P2P es el objetivo de Ripple, que es alabado en foros Web, por no ser una copia más de Bitcoin, distinto de lo que se opina de Litecoin.

 

Monitorizar los movimientos en su saldo, hacer o recibir transacciones y cambiar Ripples por dólares o Bitcoin son una serie de herramientas que OpenCoin pone a disposición de sus usuarios.

 

 

  • Drago

 

Creada en La Palma, España, por Carlos J. Pérez, su objetivo debe ser “promover un desarrollo económico más social y sostenible a través de medios alternativos”, según su autor.

 

Esta divisa virtual es la única que tiene su propia entidad, el «Dragobanco», una aplicación online que permite hacer transacciones de bienes y servicios. Otra diferencia es que para adquirir esta moneda, se necesita de moneda real, un drago cuesta 0,5 euros.

 

 

  • Terracoin

 

También permite realizar pagos instantáneos a cualquier persona y en cualquier lugar del mundo. Usa la tecnología P2P para realizar movimientos sin una autoridad central que gestione las operaciones.

 

Son 42 millones es su límite de transacción y se basa en el proceso de “minería” computacional para conseguir monedas por parte de los mineros.

 

 

  • Otras…

 

Namecoin, Tonal Bitcoin, IxCoin, Devcoin, Freicoin, I0coin, Liquidcoin, Tonalbitcoin, IxCoin, Devcoin, Freicoin  I0coin, Liquidcoin son el otro puñado de “monedas virtuales” que andan circulando por la Internet. Habrá que ver cuál logra la supremacía sobre las otras o si logran convivir en el mercado del futuro.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo