Claudio González: Cuando la ciudad no se piensa como tal

Por Claudio González Negrete

Tips para convertirte en columnista de Publimetro

Cada día, muchas personas andan desesperadas, tensas y prácticamente sin la conciencia de entender a quién va al lado, algunos no ceden el asiento a las personas con movilidad reducida y abuelitos/as, andan tocando el timbre del bus como si fuera un concierto de pitidos, rompen las puertas de la máquina para poder subir, o algunos corren al tren cuando suena el pitido de cierre de puertas. Si, una ciudadanía que está casi al límite, y que ha olvidado el respeto hacía sí misma.
La consecuencia de lo anterior, se debe a lo que hoy vemos como ciudad en Santiago, que crece y crece, pero que no se atañe a las necesidades y realidad de sus habitantes, que sigue desarrollando proyectos inmobiliarios sin la prudencia de otorgar el equipamiento necesario y adecuado para los grupos habitacionales. A modo personal, las vivencias diarias de mi casa al trabajo (Maipú – Las Condes), por lo bajo implica un viaje de una hora y 40 minutos en horario punta, situación que todavía no la creen muchos de mis compañeros, donde incluso, uno de ellos, residente en la V
Región, demora mucho menos tiempo en llegar al trabajo.
Tal como se expuso en un programa de televisión hace unos días atrás, la congestión vehicular y la pésima planificación urbana, han generado la frustración de varios, especialmente en las periferias, los cuales irónicamente, han preferido adquirir un auto, en vez de contribuir a una menor congestión vehicular (y sin olvidar los vicios de la locomoción colectiva).
¿Qué hacer? ¿Cómo fomentar el desarrollo armónico de una ciudad (o una parte de ella), entregando la conectividad y los elementos necesarios para mejorar la experiencia de viaje?
En el caso del sector donde vivo (Ciudad Satélite de Maipú), la necesidad de mejorar la oferta y calidad del transporte público (buses + colectivos), además de brindar la generación de medios sustentables (trenes suburbanos), la coordinación de cruces/semáforos y la construcción del equipamiento vial adecuado (ciclovías, vías locales para autos y buses, encofrar canal de regadío, etcétera), implica un trabajo global y coordinado, tanto del Gobierno Central (ministerios + intendencia) como de la municipalidad y los privados, pero donde los proyectos no solo queden como una idea y guardados en el fondo de una bodega, si no buscar las alternativas, financiamiento y trabajo con la comunidad que se requiere, considerando que la paciencia, en cualquier momento, puede acabarse de manera non grata, además del trabajo y consulta en conjunto con los actores sociales pertinentes (juntas de vecinos, coordinadoras, entre otros).
La urgencia de políticas de Estado, tanto a corto como mediano plazo, se hacen necesarias para dar una respuesta a lo que ocurre, y al existir mayores avances, lograr la generación de iniciativas a largo plazo, considerando que también, esta situación está dándose en otras ciudades del país, bajo los mismos conceptos de problemáticas de conectividad periferia – centro, conllevando no solo el estrés de sus habitantes, sino también al desmedro de la calidad de vida, la misma que muchos alguna vez pensaron al momento de buscar sus casas para formar familia o establecerse de forma
definitiva.
El tiempo continúa ¿Qué esperamos para hacer la pega como se debe? Tarea para la casa, para todos los candidatos en carrera por el sillón presidencial.

Las expresiones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo