Cristóbal Bellolio: "Piñera está urgidísimo por explicar que fue mejor que Bachelet"

Por Felipe Saleh

¿En qué se parece la última Cuenta Pública de Sebastián Piñera a un discurso de la Concertación en los ’90? Cristóbal Bellolio, abogado ex candidato a alcalde de Providencia y profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez explica cómo este gobierno despertó de la siesta al país. Pero sin  lograr  cambiar ninguna de las vigas maestras que sostienen a Chile.

¿Crees, como dijo la oposición, que este fue el primer discurso de campaña de Piñera 2017?

Yo creo que los políticos tienen un horizonte electoral más estrecho. Me preocuparía si el discurso sirve o no como campaña para Allamand, o Longueira eventualmente; o si puede ser usado contra Bachelet .Yo sería más inmediatista. No creo que Piñera 2017 sea la discusión que deberíamos tener hoy. Estamos con una elección presidencial ad portas, no sabemos si va a ganar Bachelet. La Derecha tiene sus candidatos y no se sabe cuan oficialistas, cuan gobiernistas se van a poner. Me parece que esas van a ser las preguntas, antes que si Piñera se va a repetir el plato.

¿Qué te parece la estrategia recurrente de anunciar bonos?

Piñera no sólo anunció bonos sino medidas que implican agrandar el Estado: crear una subsecretaría, ampliar un ministerio.No me parece que la Concertación en otra época lo hubiera criticado. Esta es una Derecha que le tiene picazón al Estado pero parece que también busca usarlo para conseguir ciertos fines y muchos de esos fines para liberales como yo, no son precisamente los correctos. El Presidente insiste en que el Estado tiene algo que decir en el tipo de vida de los chilenos en el sentido espiritual. Fue bastante esotérico respecto del sentido de la vida, o como el gobierno puede ayudar a que encontremos el sentido de la vida.

Fue como un discurso de la Concertación en los años ’90

Perfectamente. Hubiéramos escuchado algo así en los ’90 y habríamos aplaudido de pie. El gobierno de Aylwin, con Foxley en Hacienda, creció un 35% en cuatro años. Es una cifra de la cual en ese minuto nos enorgullecimos. Este es un gobierno que recuperó el ritmo en materia de crecimiento, que disminuyó el desempleo, que hizo retroceder la pobreza. Pero como han festinado de manera poco seria con algunos de estos resultados, hoy día es como el cuento de Pedrito y el Lobo. Algunas cifras no se las creemos pero si llegaran a ser ciertas, nobleza obliga reconocer que Piñera cumplió con lo que iba a hacer, que era básicamente despertar al país de la siesta.

Todos los dirigentes del oficialismo calificaron de “macizo” el discurso de Piñera. ¿Qué te parece a ti?

Más que macizo yo diría abundante. Habló de cosas que ya se venían haciendo de antes. No hay ninguna viga maestra de la casa que haya sido cambiada. Cumple su promesa básicamente de un mejor delivery, de más eficiencia. Pero son todas pequeñas mejoras graduales, en ámbitos muy dispersos. Piñera fue bastante disperso y al final tuvo que inventar un bloque de ‘misceláneas’. O de ‘aquí caben todas’. No quería que nada quedara fuera. Está urgidísimo por explicar a los chilenos que su gobierno ha sido, en lo duro, mejor que el de Bachelet. Vimos a una gran comparador, diciendo ‘cuando termine mi gobierno este va a ser más menos el número, compárelo con el anterior’.

Crees que el discurso suena un poco añejo respecto de las cosas que parecieran estar copando la agenda hoy día? Reformas a las industrias de la salud, de las pensiones, financiamiento de las campañas, binominal etc.

Es una teoría, pero tengo la impresión que en esto Piñera sabe más que nosotros. En el sentido de que él cuenta con la capacidad de hacer focus cada vez que quiere medir qué es lo que va decir. Por lo tanto, él debe haber percibido que muchos de estos temas son importantes para una cierta élite. Pero públicamente no existen. Porque de otros temas de contingencia si habló. De hecho, habló de las primarias, del voto de los chilenos en el exterior. Fue capaz de medir qué temas más espinudos para este gobierno podían tener cancha, pero otros no tenían importancia. Políticamente creo que no es tonto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo