Estudiar vía Internet: 60% cree que una carrera a distancia se valora menos que una presencial

Por

La posibilidad de estudiar una carrera a distancia está cada vez más presente entre la oferta de estudios de las universidades del mundo, ya sea para las de grado como para las de postgrado, aunque se desconfía de su calidad y futuro laboral que puedan entregar.

 

Según los datos de la primera Encuesta de Empleo que hacen en el año Universia y Trabajando.com, de las 10.586 personas consultadas en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México, Perú, Portugal y Puerto Rico., el 41% dijo no haber estudiado una carrera a distancia, de los cuales el 38% no lo hizo porque en el mercado existe una mala percepción esta modalidad.

 

En esa línea, el 60% de los participantes de la encuesta considera que al momento de buscar trabajo, el empleador no valora por igual una carrera presencial que una a distancia, porque para el 37% el vínculo personal alumno-profesor es vital, mientras que el 27% cree que se da por una supuesta mala calidad académica y el 25% por prejuicios. En tanto que el 11%, considera que el panorama es adverso simplemente por temor a lo desconocido.

 

Particularmente en nuestro país, José Pedro Fuenzalida, director general de Universia Chile señala que “si bien en Chile aún la educación a distancia no se ha consolidado, es previsible que a futuro sí surja una oferta de valor que satisfaga plenamente las necesidades de los alumnos y de las empresas”

 

Fuenzalida agrega que la masificación el acceso a Internet como también a equipos computacionales, pavimenta el camino para que las instituciones de educación superior puedan diseñar ofertas de programas de calidad para las personas interesadas en su formación profesional, pero con horario flexible.

 

Lo que también permite este sistema es formar profesionales en zonas extremas o lugares geográficos apartados, como también se brindan opciones de aprendizaje a personas con discapacidades, a jóvenes que trabajan, a dueñas de casa e incluso podría abrir nuevas perspectivas para el segmento de la tercera edad, afirma director general de Universia.

 

Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com Chile, apunta en la misma línea, asegurando que “para las personas que trabajan, una alternativa a los cursos presenciales es la educación a distancia que por su flexibilidad horaria permiten complementar mejor ambas actividades”.

 

Vargas agrega que si bien el incremento de los programas de educación a distancia es positivo por la variedad de temáticas y modalidades existentes, también dificulta la elección, por lo que recomienda “considerar ciertos factores a la hora de realizar un curso o un estudio de posgrado, por ejemplo, la universidad, que ésta sea reconocida, que tenga trayectoria, que se encuentre acreditada”.

 

Por su parte, desde la Universidad Santo Tomás, el Director Nacional de e-Learning, José Antonio Álvarez de Toledo y Mella cree que “en general existe bastante desinformación respecto a esta modalidad de estudios, lo que genera incertidumbre entre los potenciales estudiantes y una percepción errada de baja calidad por parte del mercado”, aunque agrega que “definitivamente, la tendencia es aprender con y a través de las TIC, y por lo tanto, las instituciones de educación superior tradicionales más temprano que tarde comenzarán a virtualizarse”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo