Columna de Tomás Vergara: Nada cambiará si primero no cambiamos nosotros

Por Tomás Vergara

Tips para convertirte en columnista de Publimetro

Todos quienes tengan un mínimo grado de sensibilidad estarán de acuerdo que compartimos un modelo social que favorece a unos pocos en desmedro de varios muchos. La trayectoria del sistema noeliberal siempre irá en dirección de la concentración del poder económico, un estado débil y una gran masa subyugada al poder adquisitivo.

Hace algunos años nos pareció mal que desaparecieran ferreterías y pequeñas farmacias, ese hecho nunca encontró resistencia por parte de un gobierno, hoy ya estamos resignados, incluso vemos con buenos ojos que levanten un Mall o un Strip Center camino a casa.

El “equilibrio” que hemos construido como país no es tal, y es impresentable que el gobierno hable de “buenas cifras”. Lo cierto es que la información que recibimos de forma escrita, en radios y televisión, es financiada por los “auspiciadores”, que en realidad son unas pocas familias chilenas. Ellos saben que al pueblo hay que mantenerlo ocupado, distraído con noticias y entretenimiento, gobiernos, fútbol, farándula, ofertas y promociones, expectativas, deseos, oportunidades, deudas, etc.

Pero las cosas se mueven. En gran parte gracias al coraje de los movimientos estudiantiles, muchos chilenos estamos despertando a ver cómo son las cosas más cercanas a la realidad, al menos sentimos que algo está mal en toda esta historia.

Este año es el turno de la política, los dueños este país cuentan con la completa tranquilidad de que pasarán completamente desapercibidos, repartirán unos cientos de millones para las campañas de ambos lados, pero nada mas. Mientras sean los dueños de los medios y de la política, veranean en paz.

Frente a este escenario -como diría mi hijo- estamos fritos. Pero asumir que estamos fritos es validar la tremenda injusticia social, es aceptar que dediquemos nuestras vidas enteras y con esfuerzo a enriquecer a los dueños de este país de una manera desproporcionada.

Quienes no queremos que esto continúe tenemos dos maneras de actuar.

La que se nos regala de manera natural: aceptar las cosas como son y esperar sentados a que un día el sistema colapse y con ello venga una crisis transformadora donde se resuelvan los problemas quién sabe cómo.

El problema es que no estaremos vivos para ese día, tenemos compatriotas bien aplicados que se especializan en el extranjero para regresar con novedosas técnicas para alargar la vida de este moribundo sistema. ¿No les es familiar?¿Candidatos, presidentes?.

La otra manera de enfrentar la situación es dejar de aceptarla y poner atajo en serio, tomar acción colectiva. Agruparnos y resistir, mientras nos organizamos y estudiamos las mejores formas para revertir este asunto de los dueños de Chile.

Tenemos que participar en estas elecciones y colocar en el parlamento a personas que sean como nosotros. Nada cambiará mientras no saquemos a los apernados de la vieja política, debemos oponernos a que sigan con su farsa. Hay un espacio que reúne a los nuevos rostros que aspiran llegar al parlamento, ninguno va por su reelección, todos quieren terminar con el sistema binominal y apoyan una asamblea constituyente, la dirección es www.nuevapolitica.cl.

Las expresiones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo