Mi Columna de Felipe Pizarro: Noticiero centralista, el respeto a las regiones

Por Felipe Pizarro

Tips para convertirte en columnista de Publimetro

Más de 70 mm de agua caída en la región Metropolitana, 5238 personas damnificadas, 1208 viviendas dañadas y más de 29.000 clientes afectados por cortes de luz es el triste saldo del temporal que afectó este lunes y martes la zona central del país. Y eso sin sumarle el caos vial en Santiago, pasos bajo nivel inundados y la suspensión de clases en toda la región Metropolitana, en las comunas de Valparaíso, Viña del Mar, Concón, Puchuncaví, Quintero, Limache, Quilpué y la provincia de San Antonio.

Pero el asunto de esta columna no es poner en evidencia los ya obvios problemas de infraestructura vial que hacen colapsar Santiago; Es un asunto que por lo menos está sobre el tapete de la contingencia. De lo que quiero hablar es sobre algo que pasa muy desapercibido en los mismos medios de comunicación, mas no así en las redes sociales y en la opinión de la gente.

Durante estos dos últimos días hemos visto noticieros avocados en su totalidad a cubrir el temporal, con periodistas en terreno e informativos más largos que de costumbre en cada canal. Ya de por sí es triste que la lluvia sea noticia, un fenómeno natural que debiera ser común,  sin embargo es aún más lamentable que la lluvia sea sólo noticia cuando es en la región Metropolitana (Y esto desde el punto de vista de una persona que ha vivido toda su vida en la capital). ¿Es correcto que se haga una cobertura de media hora acerca de alguna calle inundada de la ciudad pero sólo se transmita una ínfima nota de 2 minutos sobre la erupción del volcán Copahue?

Tampoco se trata de quitarle importancia a la lluvia, ambas noticias claramente son importantes, pero cuando frentes de mal tiempo u otros fenómenos naturales azotan alguna región, poco y nada sale en los medios, preocupados de abastecer de noticias sobre la capital a la gente de la capital. La ministra de educación decide suspender las clases para toda la región, pero no existe ese interés en los niños de alguna escuelita rural perdida en el medio de la nada, donde hasta con nieve llegan a clases después de caminar horas.  Así es como poco a poco se va excluyendo a la gente de regiones. La TV no los considera importantes, aunque suene cruel.

Y es aquí donde aparece la rabia de la gente de regiones, quienes a través de Twitter o Facebook se descargan no solo contra los medios, sino que también contra los santiaguinos, tildándonos de “llorones” y “centralistas”. Además, hay que comprender que esta rabia no sólo se manifiesta con los medios, sino que en distintas situaciones de diversa índole: El dinero de la minería que se va casi completamente a la capital, el alto costo de la vida en Aysén, la menor asignación de dineros para la educación a municipios de provincia, etc. El centralismo es pan de cada día y las noticias son sólo el reflejo de esto.

Insisto, no se trata de buscar una realidad utópica en la cual las noticias no se centren en la capital; es el centro del país y obviamente el centro noticioso por consecuencia. Pero tampoco se le puede faltar el respeto de esa manera a las regiones y a su gente, que es igual de importante que la gente de la capital. “Santiago no es Chile” no es sólo una frase cliché que aparece de vez en cuando frente a nuestros ojos; hay muchísimas noticias más allá de Angostura y de Chacabuco.

Mientras tanto, el viernes se acerca un nuevo temporal a la zona central, lleve su paraguas y sus botas, planifique su viaje, pero también recuerde que no sólo llueve en Santiago.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo