La escasez de la venta inmediata en el mercado inmobiliario

Por

Con una baja en los proyectos de entrega inmediata se han encontrado quienes buscan una vivienda para adquirir.

Lo anterior se debe principalmente porque tal fue el auge inmobiliario que alcanzó nuestro país, que las inmobiliarias sólo se quedaron con un stock del 5% para entrega inmediata.

Así lo señala Eduardo Risso, gerente general de Zona Inmobiliaria, quien agrega que este porcentaje está por debajo del 15% promedio de viviendas con entrega inmediata registrado en años anteriores en el mercado inmobiliario.

Según Tomás Cartagena, director ejecutivo de Great Place To Live, dicho escenario ha generado un fortalecimiento de la venta en blanco, especialmente en comunas donde escasea la oferta inmediata como Providencia, Peñalolén y Las Condes.

Antes era impensado que las personas compraran una vivienda sólo con los planos diseñados y la información en una página web. Hoy vemos que la gente prefiere esperar incluso 24 a 48 meses para asegurar su vivienda futura en el espacio donde se está construyendo hoy”, señala Tomás Cartagena.

 

 

Duración del fenómeno

A juicio de Eduardo Risso, esta situación debería comenzar a cambiar paulatinamente hasta julio del próximo año, donde la entrega inmediata alcanzará el 15% aproximado nuevamente.

“Las inmobiliarias están desarrollando con mayor celeridad la construcción de sus proyectos, de tal manera que en 10 a 14 meses más aumentaría el volumen de entrega de viviendas”, precisa Eduardo Risso.

De hecho, según señala Jorge Díaz de Zona Inmobiliaria, a contar del próximo mes se observará un leve repunte que generará un 8% de entrega inmediata para el segundo semestre.

“Porque varias inmobiliarias van a terminar proyectos que se iniciaron tras la recuperación de la crisis económica del 2009, donde se pararon muchas inversiones”, precisa el experto.

Según Jorge Díaz de Zona Inmobiliaria, el segmento de viviendas que registra un mayor porcentaje de stock con entrega inmediata corresponde a las propiedades hasta 1.000 UF.

“Porque muchas familias que tienen subsidio, y que antes compraban hasta 1.000 UF, ahora cuentan con más ahorro y están buscando una propiedad entre 1.200 a 1.500 UF”, precisa Jorge Díaz.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo