Pepe Mujica se declara "100% villero" en portada de revista argentina

Por

Sin previo aviso y saltándose todo el protocolo que una situación así exige, el extravagante presidente uruguayo, José “Pepe” Mujica, concedió una entrevista a la revista argentina La Garganta Poderosa, quienes según relataron llegaron a su casa para probar suerte y ver si es que el mandatario los recibía. Cabe mencionar que esta publicación es una revista de cultura villera escrita, fotografiada, dirigida y financiada por vecinos de distintos barrios marginados de la Argentina.

Mujica habló de todo en la conversación y simpatizó con el movimiento marginal argentino. De hecho posó para la portada con una polera que llevaba inscrita la leyenda: “Pepe 100% villero”.

El uruguayo habló sobre la polémica relación con la Argentina: “El pueblo argentino es bárbaro; le tengo una gran simpatía a la gente de abajo, y además porque la Argentina es una nación muy gravitante en América Latina. Lo que más me sorprende es que tiene una intelectualidad y un desarrollo técnico-científico importante, con un grueso de población calificada”. Sin embargo, aclaró que tiene un sistema político “tan débil, por decir  algo, que no me cierra, no me cierra. Es un país que tiene un sistema político que parecería no expresar el nivel de la sociedad o la capacidad que tiene. En Argentina, son todos peronistas”, afirmó.

Mujica también ensayó un análisis de las masivas protestas contra el Gobierno de Dilma Rousseff en Brasil y le atribuyó a la clase media las revueltas: “Es uno de los países más injustos de la tierra, en el continente más injusto del mundo”.

Dejó definiciones como, “la democracia no es para ser iguales, sino diferentes” o, “pues para ser idénticos, no precisamos la libertad”

También habló de la despenalización de la marihuana, una iniciativa que aún no logró que su parlamento aprobara pero que está pautada para ser tratada a fines de este mes. “Tenemos una lucha infernal. Nosotros no legalizamos la marihuana, porque la marihuana es una plaga, como cualquier adicción es una plaga. El tema es que no queremos dejarle el mercado al narcotráfico, ni dejar a los gurises en banda. Entonces, nos parece mucho mejor controlarla y ponerla a la luz del día, para que cuando un gurí se esté pasando, uno pueda intervenir y decirle: ‘Mi hijo, usted se tiene que atender porque se está pasando de rosca’. Si no, lo que estamos haciendo es hipócrita, porque sigue habiendo narcos a los que les regalamos el mercado. Y es mucho peor el narcotráfico que la droga”.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo