Denuncian que pacientes son obligados a firmar pagarés para recibir atención médica

Por Agencia UPI

El vicepresidente de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), el alcalde de Maipú, Christian Vittori y la directora de la ONG Activa, Gloria Requena, denunciaron lo que califican como un nueva forma de abuso y discriminación por parte de clínicas y centros médicos en el país, ya que muchos de estos exigen la firma de un pagaré al momento en que un usuario solicita una prestación médica de urgencia, acción que reemplazaría al cheque en garantía que fue regulado con la Ley 20.394.

Al respecto, el directivo de la AChM dijo que “hoy día está ocurriendo exactamente lo que ocurría antes de la reforma de la eliminación del cheque en garantía. Si bien es cierto terminamos con el cheque en garantía, aún queda esta reforma pendiente para garantizar el derecho de los consumidores, pacientes o vecinos frente a las clínicas o los prestadores de salud”, afirmó.

“Hoy día cuando una persona llega a pedir una prestación de salud, si bien es cierto ya no se le exige un cheque, pero se le exige algo equivalente que es un pagaré. Eso viene a consagrar una vía legal de indefensión de los ciudadanos al permitir la existencia de estos pagarés en blanco. Como AChM, no solo nos preocupa el acceso a la salud pública, sino que también nos preocupa es que probablemente aquí más del doble de los ciudadanos que están en el sistema privado no tiene garantizado su acceso a salud por esta barrera de ingreso que tiene que ver con el pagaré en blanco”, sostuvo Vittori.

Por lo anterior dijo que existe una reforma pendiente para la regulación y eliminación de estos pagarés en blanco, los que además comprenden cláusulas que son abusivas, donde se elimina la opción de reclamar o que de contar la clínica o centro de salud privado un sistema en línea, se verifique la situación comercial del usuario y se niegue la prestación médica solicitada si éste está en Dicom, entre otros puntos, a lo que el alcalde manifiesta que “aquí la Superintendencia de Salud tiene que jugar un rol mucho más activo, que para que efectivamente fiscalice lo que ocurre en las clínicas privadas”.

Por su parte, la directora de ONG Activa, Gloria Requena, compartió una situación que ella experimentó cuando asistió de urgencia a la Clínica Bicentenario, por una intoxicación alimenticia (con fiebre, náuseas y complicaciones respiratorias), “no recibí ningún tipo de atención. La única atención que recibí fue para sacarme la firma y huella digital para el pagaré en blanco. Cuando yo reclamo mi derecho a ser evaluada, me dicen que no, aquí la cosa es clara, firma y derecho a médico, si no hay derecho a médico”.

“Entonces me pregunto ¿Qué sucede con las personas que acuden con un situación médica más complicada? Yo estuve más de una hora sentada, después de firmar el pagaré en la espera de la atención. Durante a esa hora vi llegar gente en estado mucho más grave que el mío y vi el mismo procedimiento. Aquí no hay ningún derecho a los ciudadanos. Tengo que firmar un pagaré en blanco, en el cual incluso renuncio a mi derecho a que se me rinda cuenta de que se hizo con esa firma en blanco, de que la deuda es en U.F., de que no se me informa la tasa de interés que se aplicaría, entre otras cláusulas abusivas. Hay que notar que yo firmé sin darme cuenta de que esta firmando, producto de lo como me sentía en ese momento”, relató Requena.

Tanto el vicepresidente de la AChM y la directora de ONG Activa, anunciaron que solicitarán una reunión a la Superintendencia de Salud para solicitarle una mayor fiscalización de los procedimientos usados por las clínicas para la atención de pacientes en las urgencias, como del mismo modo, enviarán una carta a la Comisión de Salud del Congreso para que sean escuchados y así revisar la actual legislación por la nula protección que hace en esta materia de los derechos de los pacientes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo